Espectáculos Viernes, 29 de abril de 2016 | Edición impresa

Nito Artaza: “En el show no hay bajada de línea política”

Junto a Miguel Ángel Cherutti y Cecilia Milone protagoniza “Segunda vuelta”, el espectáculo que llega el próximo sábado al Arena Maipú. Aquí habla de su presente en el teatro, su romance con Milone, el humor y la política.

Por Lorena Misetich - Especial para Estilo

Siempre hay una segunda oportunidad. Y Nito Artaza supo aprovechar al máximo ese devenir de la vida.

Luego de varias temporadas, el humorista se reencontró en el escenario con Miguel Ángel Cherutti (su último espectáculo juntos fue “Excitante” en 2011), para volver a ser esa dupla infalible del teatro, entre imitaciones, monólogos y canciones. Y junto a Cecilia Milone, le dieron forma a “Segunda vuelta”, el espectáculo que los trae a Mendoza el sábado 7 de mayo.

En plena gira nacional, tras la temporada teatral en Mar del Plata, el trío se prueba con este show que navega entre el humor y la música.

“Estamos muy contentos, porque este espectáculo nos ha dado una gran satisfacción. Es un extracto de los shows que hacemos con Miguel Ángel y con Cecilia. Y se ve mucha entrega en este espectáculo que dura casi dos horas. Es lo mejor de cada una, con una historia de fondo. La verdad, en los lugares donde vamos, no sé si es porque la gente está apurada para irse a su casa, pero nos aplauden de pie”, dice al teléfono Nito Artaza, protagonista de esta nueva obra de humor con la que recorre el país.

En este nuevo espectáculo, la sátira política está a la orden del día. El encuentro entre Mauricio Macri y Daniel Scioli dispara el show, donde conviven personajes de la política argentina junto con artistas como Ricky Martin, Enrique Iglesias y Sandro, entre otros. Y el momento musical con Milone y Cherutti, aportando su talento como intérpretes. 

-“Segunda vuelta” nace del balotaje presidencial y lleva al escenario un humor político y picante para estos tiempos. 

-Tiene mucho humor político y tiene romanticismo. Porque tanto Miguel como Cecilia interpretan tangos clásicos, hay una parte nostálgica cultural. Es una mezcla humorística y mucho romanticismo. Es un show que no para nunca. Es uno de los shows más completos que hemos hecho, con el aporte de Cecilia.

-Y es una segunda con todo, porque se reencontraron con Miguel en el teatro, ¿cómo fue esa vuelta?

-Muy bien. Nos conocemos desde hace muchos años, nos entendemos, hay una amistad y nos divertimos arriba del escenario. Y creo que Cecilia conoce nuestra historia y por eso lo disfruta tanto, arriba como abajo del escenario. Abajo se aburre un poco más, porque está conmigo (ríe). Pero nos divertimos mucho. Incluso en las giras tenemos las anécdotas numeradas. Siempre digo que en la vida vinimos para ser una anécdota. Y en cada lugar surge algo. Además federalizar los espectáculos es lo que más nos gusta a los tres y conocer lugares. 

Además de compartir proyectos laborales, Nito Artaza y Cecilia Milone volvieron a reencontrarse en lo personal. Este verano sorprendieron con su reconciliación, luego de varios años distanciados. 

Artaza, divorciado de Cecilia Oviedo y padre de tres hijos (Juan Manuel, Sabrina y Leandro), tras separarse de la ex Gran Hermano Silvina Scheffler, el amor lo volvió a unir a Milone.

-¿Por qué decís que Cecilia se debe aburrir con vos abajo del escenario?

-Es que nos divertimos mucho arriba del escenario. Y debe ser medio plomo estar todo el tiempo conmigo. Estamos viviendo un momento muy lindo, estamos disfrutándolo. Es la segunda vuelta, porque nos conocimos cuando estaba separado. Y después de tantas cosas que pasaron.

-Hubo rumores de paternidad, ¿te gustaría volver a ser padre en esta etapa de tu vida?

-Nunca le cerraría la puerta a la vida. No es una cuestión muy buscada. Por el momento estamos bien, trabajando mucho y comenzando de nuevo una relación. Hoy estamos compartiendo mucho más que antes. Recién ahora estamos recomenzando. Lo más divertido es buscarlo. 

-Sos político y humorista, ¿cómo combinas tu compromiso político con el humor político en el teatro?

-Las cuestiones políticas y mi postura las planteo en otros ámbitos. Pero en el escenario propongo reírse de la metáfora, de lo que se dice. No podemos obviar hablar de la corrupción o los Panamá Papers. Pero no quiere decir que sea real, si no que hay que hablarlo, porque es lo que sucede. Nosotros les proponemos venir a reírse; hablamos de los radicales, los peronistas, hasta Néstor está presente. En el show no hay bajada de línea política. Mi bajada de línea la hago en otros ámbitos.

El costado político
Radical de raza, Nito Artaza es uno de los actores ligado a la política desde la crisis de 2001. Con la llegada del Corralito financiero, fue un defensor de los ahorristas y en 2009, fue elegido senador nacional por Corrientes, provincia donde tiene a toda su familia. 

En la actualidad, sigue ligado al partido, pero es un crítico acérrimo del nuevo gobierno. 

-Sos muy crítico de la alianza radical con el PRO. Para vos, ¿dónde está parado el radicalismo en la actualidad?

-Si querés te amargo la entrevista (ríe). Yo aspiro a que mi partido pueda marcar el camino al gobierno. Todos deseamos que a los argentinos nos vaya bien. Siempre que le vaya bien al gobierno no lo comparto. Nos tiene que ir bien a todos. Hoy hay un gobierno como esperábamos, con políticas neoliberales. Y el radicalismo puede ser una represa, para que no se incrementen esas políticas, siendo parte del gobierno. No compartí nunca que la Unión Cívica Radical, un partido humanista, se una al PRO.

Sigo siendo crítico y creo que esa unión tiene un sentido; en aportar desde las gobernaciones, desde el parlamento, poner un límite. Por eso quiero que mi partido se ponga del lado de los trabajadores y no de las grandes empresas. Creo que el pago a los fondos buitres es un escándalo, social y económico para la Argentina y las futuras generaciones. 

Hasta ahora estamos perdiendo 9 a 1 los sectores populares. No se cómo vamos a explicar en la historia esta alianza. Nos costó mucho explicar lo de Cavallo. Yo espero que lo podamos superar y tomar distancia, sobre todo en Mendoza donde hay referentes muy importantes del radicalismo. Esto lo hicieron los mendocinos con Sanz, entonces arréglenlo ahora (ríe). 

-Por ahora te sirve para hacer humor...

-Me sirve para hacer humor y nos llevaron ahí los mendocinos. Ojalá nos saquen de ahí y volvamos a ser ese gran partido.