Vecinos Viernes, 22 de septiembre de 2017

Movilidad, seguridad y residuos: las claves de la smart city mendocina

Se firmó un convenio entre el Gobierno y una comitiva de Corea del Sur para que Mendoza se sume a la tendencia de ciudades sustentables

Por Ignacio de la Rosa - idealrosa@losandes.com.ar

El concepto de smart cities -o ciudades inteligentes- se amolda a las condiciones y prioridades del siglo XXI. Conceptualmente hablando, una ciudad inteligente es aquella que aprovecha la tecnología para beneficiar a los ciudadanos generando un impacto positivo en sus vidas y al mismo tiempo garantizando un futuro más sustentable. A esta tendencia apunta a sumarse Mendoza con el convenio firmado este jueves entre el Gobierno y una comitiva de Corea del Sur integrada por representes de la Universidad de Seúl y de centros de investigación de esa ciudad.

“Queremos integrar los municipios que integran Unicipio (Gran Mendoza) en los servicios de recolección y disposición de basura, y en el tránsito, por ejemplo. Que las aplicaciones tecnológicas desarrolladas puedan mostrar desde información de tránsito hasta el horario de recolección, y que cada una de las cosas se pueda estar viendo por teléfono e informándole a la gente su calidad de vida, y reconstruyendo a las instituciones públicas y al Estado como más inteligentes”, destacó durante la presentación el gobernador Alfredo Cornejo.

“Se trata de una etapa inicial que asume el BID -en cuanto a fondos- y nos acerca a varios consultores. Estos aportarán un estudio de base centrado en infraestructura y redes para poder aplicar las tecnologías en la gestión pública, y de esa manera poder mejorar los servicios de las áreas metropolitanas. Y también para que la gente tenga acceso a la información de cómo y cuándo se presentan dichos servicios, al tiempo de eficientizar -por ejemplo- el consumo de energía de las calles. Vamos a trabajar en conjunto todos los municipios, y el objetivo es eficientizar el gasto público”, resumió a su turno el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance. Además, el funcionario resaltó que el plazo del programa rondará entre los 6 y 7 meses y que la finalidad será detectar cómo la Provincia y los municipios del área metropolitana debería invertir de manera segura y organizada.

La coordinadora de Unicipio, Graciela Marty se refirió por su parte a la importancia de este convenio. “Al tratarse de una instancia intermedia de abordaje, no es ni provincial ni local. Son 7 municipios acordando políticas conjuntas de distintos temas. Lo de las smart cities va a servir para hacer un diagnóstico en tres componentes: seguridad, gestión de residuos sólidos urbanos y movilidad. Dentro de estos 3 componentes se va a trabajar en cómo podemos eficientarlos desde la tecnología de punta”, indicó Marty.

A modo de ejemplo, la coordinadora destacó que en lo referido a seguridad se van a buscar dispositivos que ayuden a combatir o prevenir; mientras que en residuos sólidos urbanos apuntan a aquellos que permitan medir la cantidad de gas que emite la basura para aprovecharlo y generar energía alternativa. “Para movilidad, no es lo mismo estar esperando el micro como ahora, que hacerlo con un cartel que diga que en 5 minutos viene -por ejemplo- el G7/1. Pero la ciudad no se vuelve más inteligente per se, somos los ciudadanos los que tenemos que seguir siendo estimulados para ser cada vez más abiertos e inteligentes”, sintetizó.

Respecto a los desarrollos que ya están en mente, Marty indicó que en materia de eficiencia energética hay un proyecto que está por salir a la luz. “El BID mandó un consultor que fue municipio por municipio, midiendo cuántos edificios tiene cada uno y cuántos metros cuadrados ocupan los techos, con la idea de poner paneles solares. También se han contabilizado las luminarias callejeras que trabajan con luces de yodo y se ha calculado cuánto se ahorraría el municipio si las convirtieras en led. Tendríamos un ahorro de 60%”, resumió Marty.

Mingorance también habló de posibles desarrollos en el contexto de las ciudades inteligentes. “Por hablar de un caso concreto, hoy la Provincia -por medio del Ministerio de Seguridad- tiene cámaras en todo el territorio, hay una infraestructura y una inversión importante. Pero solamente se está utilizando para seguridad. Si nosotros aplicamos distintas tecnologías a lo que ya está en funcionamiento, esas cámaras también podrían utilizarse para control de higiene urbana. Podemos empezar a ser mucho más eficientes con los recursos que ya están” acotó el funcionario.

Además, Mingorance destacó que otro de los objetivos en este contexto es el de la semaforización inteligente, asociado al programa de movilidad. “Estamos priorizándola con la red de ciclovías y el transporte público de pasajeros. El objetivo es que el transporte público llegue antes y más rápido, que la onda verde esté pensada para este sistema. Todo tiene que apuntar a que a la gente se le haga mucho más fácil ir a la esquina y tomarse un colectivo antes que sacar el auto, contaminar más y perder más tiempo”, resumió.