Mundo Sábado, 9 de julio de 2016

Matrimonio infantil y abuso: en El Salvador quedan embarazadas tres menores por hora

En ese país se denuncia un abuso sexual cada cuatro horas. Otros casos se deben a las uniones civiles a temprana edad.

Por Télam

En El Salvador, cada hora, tres niñas o adolescentes se embarazan, en un contexto de altos índices de casamientos infantiles y abusos sexuales, según un informe del Fondo de Población de Naciones Unidas (Unfpa) y el Ministerio de Salud del país centroamericano.

"Si bien el impacto es fuerte en niñas y adolescentes de diez a 19 años, lo es mucho mayor entre las edades de diez y 14 por su aún escaso desarrollo físico y emocional", explicó Ondina Castillo, especialista en género, del organismo internacional.

El informe 'Mapa de embarazos en niñas y adolescentes' detalló que en 2015, en promedio cada día 69 niñas o adolescentes quedaron embarazadas, o dicho en otros términos, tres embarazos cada hora, o bien un embarazo cada 21 minutos.

Esta realidad se encuadra en un país donde se denuncia un abuso sexual cada cuatro horas, según el Instituto de Medicina Legal de El Salvador, que registró 2.048 ataques a mujeres durante al año pasado.

"En muchas ocasiones el embarazo adolescente está estrechamente vinculado con las uniones tempranas o matrimonio infantil, colocando a las niñas en absoluta desventaja, responsabilizándolas de un rol para el que sin duda no están preparadas y en el que de acuerdo al marco legal nacional vigente las coloca como víctimas de delitos como la violación o el estupro", destacó le investigación.

Para estas niñas "es un trauma muy fuerte el convertirse en madres, porque no están preparadas para asumir una responsabilidad para formar, alimentar, proteger y darle la seguridad mínima que necesita otro ser humano", analizó Castillo.

El análisis de Unfpa destacó también que en las niñas sobrevivientes de violencia sexual, el inicio forzado de la maternidad "se convierte en una barrera casi insuperable para acceder a derechos fundamentales".

Y resaltó la falta de acceso de ellas "a la educación y la recreación, a la vez del riesgo que implica para su salud", además de colocarlas "en absoluta desventaja para la construcción y realización de un plan de vida que les permita su pleno desarrollo como mujeres".

En la legislación salvadoreña hay contradicciones, ya que el Código de Familia permite el matrimonio de una niña o adolescente embarazada, o si ya tiene hijos en común con el hombre, siempre que exista consentimiento de los padres o tutores.

"Esta disposición atenta contra el principio del interés superior de la niña, vulnerando sus derechos", resaltó Unfpa. Por otra parte, con respecto a las uniones que no son formalizadas legalmente "es necesario tomar en consideración lo que establece el Código Penal en el artículo 159, según el cual toda relación sexual con una menor de 15 años constituye delito", agregó el organismo.