lunes 19 de octubre de 2020

Espectáculos

Lo dice la ciencia: las madres duermen poco mientras que los padres descansan bien

Un estudio determinó que ellas están agotadas más días. Y que ellos no cambian en nada sus patrones de sueño con la llegada de un bebé.

La tan ansiada igualdad de géneros no se siente demasiado en las casas donde hay niños pequeños. Es que un nuevo estudio demostró que las mamás pierden horas de sueño todas las noches mientras que los padres no cambian su descanso en absoluto.

Además el estudio demostró que estas mujeres están muy cansadas más días al mes que las damas que no tienen niños pequeños o bebés. "El 48 por ciento de las mujeres con hijos reportaron al menos 7 horas de sueño, en comparación con el 62 por ciento de las mujeres sin hijos", detalló la cabeza de este estudio, Kelly Sullivan, quien se desempeña como profesora asistente de epidemiología en la Facultad de Salud Pública Jiann-Ping Hsu de la Universidad del Sur de Georgia, Estados Unidos.

Ella junto con su equipo estudiaron los datos realizados por una encuesta telefónica que contactó a 5.800 mujeres y hombres. Todos contestaron cuánto dormían de noche. Los científicos establecieron que quienes dormían entre 7 y 9 horas alcanzaban un sueño óptimo mientras que los que descansaban menos de 6 horas tenían un descanso insuficiente.

Además hombres y mujeres contestaron cuántos días al mes se sentían cansados. Las mamás de niños pequeños estaban agotadas al menos 14 días al mes mientras que las mujeres sin niños se describieron como cansadas 11 días al mes.

Del total de los encuestados, 3000 mil eran mujeres. Las de 45 años o menos relacionaron su sueño con los hijos. "Por cada niño que había en la casa se aumentaban las probabilidades de sueño insuficiente en un 50 por ciento", detalló Sullivan.

"Para los hombres, hicimos básicamente el mismo análisis y los hijos no tuvieron ningún impacto en absoluto en ellos [ni en su sueño]", aclaró. Las mujeres que podían dormir más eran aquellas que no trabajaban y tenían ingresos más altos familiares.