Espectáculos Miércoles, 23 de julio de 2014 | Edición impresa

Jonatan Viale, con nombre propio

Con sólo 28 años, el hijo de Mauro pisa fuerte y con un estilo muy distinto al de su padre en los tres programas televisivos en los que trabaja. Fue elegido como el panelista preferido del público en una encuesta web.

Por Hernán Rizzone - Especial para Estilo

Desde muy pequeño respiró la atmósfera del periodismo dado que su padre, Mauro Viale, es un experimentado hombre de la tevé. Sin embargo, ahora en la familia hay alguien más que busca abrirse camino en ese terreno y que ha logrado posicionarse a fuerza de talento, responsabilidad y mucho estudio (es Licenciado en Ciencias Políticas, con un master en Historia y otro en Economía Política). 

Hoy Jonatan Viale se dedica al periodismo político y de información general como panelista en tres programas televisivos. Arranca a las 7 de la mañana junto a Antonio Laje en “Buenos días América”, en dúplex con la señal de cable A24 y América. Después sigue con Paulo Vilouta en el cable mientras que, a partir de las 22, es parte del panel de “Intratables” que conduce Santiago del Moro también por América.

En un mano a mano con Los Andes, cuenta qué siente por haber sido elegido como el panelista preferido del público de “Intratables”, según una encuesta web. También defiende a su padre ante las críticas, analiza el periodismo televisivo actual y hasta habla de su vida personal, que comparte en pareja con una productora televisiva.

-¿Qué te pareció haber sido elegido por el público como el panelista predilecto de la gente en “Intratables”, según la encuesta del sitio Ciudad.com.ar?

-Me sorprendió y me llenó de orgullo. La sorpresa llegó porque “Intratables” había empezado siendo un ciclo más ligado al espectáculo y con panelistas pertenecientes a ese género periodístico. Después las cosas cambiaron para transformar a la propuesta en algo de mayor actualidad.

-Justamente hace un tiempo hubo un giro periodístico de 180 grados en “Intratables”. Tal vez, le rindió sus frutos en cuanto a obtener un lenguaje y una propuesta más coloquial ¿Qué pensás?

-Sí, es cierto, el tratamiento popular y sencillo que le damos en las noticias que parecen difíciles nos ayudó bastante con el público. Muchas veces los temas se abordan por los propios periodistas, quienes parecen hablarles a sus colegas y no al televidente. Entonces hay cosas que no se entienden.

-Otro aspecto saludable de “Intratables” es convocar a varios panelistas que van rotando y con ideologías muy opuestas... 

-Sí, la clave es la pluralidad. No hay una bajada de línea en el panel. Nosotros tenemos una especie de tercera posición entre aquello que es “6, 7, 8” en Canal 7 y las opciones de TN, donde hay un periodismo muy polarizado.

-¿Cómo te definirías como panelista?

-Me parece que cuando se opina hay que tener argumentos y datos sólidos. Ahora hay mucho panelismo de opinión donde no se fundamenta aquello que se dice al aire. Yo busco hacer bastante análisis de las cosas porque soy Licenciado en Ciencias Políticas. Entonces, esta carrera por suerte me brinda la posibilidad de entender un montón de cosas.

-¿Cómo fue haber trabajado en cable hasta hace poco con tu padre?

-Nos divertimos y la pasamos bien, siempre con mucho profesionalismo aunque con pensamientos distintos.

-¿Siendo el hijo de Mauro heredaste también sus amigos y enemigos del medio periodístico?

-En esas cuestiones trato de no meterme. Nosotros tenemos estilos distintos pero con mucho orgullo digo que el 80% de las cosas que aprendí de la profesión fue gracias a mi padre. Me crié en una casa donde se respira periodismo.

-¿Qué sentís ante los que dicen que tu padre hace un periodismo amarillo o sensacionalista?

-Cada uno puede opinar como quiera y aceptó todas esas cosas. Mi padre hizo un periodismo muy bueno, pero si realmente están preocupados por un periodismo amarillo ahora pasamos a uno violeta...

-¿A qué te referís?

-Si vemos lo que era en los noventa el periodismo amarillo y lo comparamos con el periodismo actual no hay colores para definirlo. Igualmente no importa, cada uno puede hacer el periodismo que le guste. Mi padre le aportó muchísimo a la TV y con el tiempo siempre las cosas se acomodan mejor.

-¿Cómo ves el periodismo actual?

-Yo no hago valoraciones ni positivas ni negativas y te pido que esto lo pongas en la nota.  Sin embargo, ahora se hace un periodismo sensacionalista para causar impacto o sensación, me refiero a ciclos políticos que tienen pantallas importantes. La verdad es que cada uno se arregla como puede para buscar rating y todos merecen respeto. Entonces, si criticamos el periodismo amarillo de los noventa con el mismo énfasis, se debe criticar el periodismo de la actualidad dado que hay que ser siempre coherente. 

-¿Cómo es un día de trabajo tuyo, dado que estás en tres ciclos televisivos?

-Me levanto a los cuatro de la mañana para leer los diarios y los portales periodísticos. Después, llegó al canal a las seis de la mañana y me quedó trabajando hasta las doce del mediodía. Luego, duermo un par de horas y, a las 16, empiezo el armado del material para “Intratables” y sigo leyendo cosas y hablo con algunas fuentes periodísticas. Después vuelvo al canal a las 19 y me preparo para “Intratables”.

-Cambiando de tema, ¿qué es de tu vida personal?

-Estoy en pareja con Micaela, que es mas grande que yo dado que tengo 28 años y ella 32. Hace un año y medio que estamos juntos. Nos encontramos muy bien y es un factor de amor y contención importante en mi vida. Además trabaja como productora periodística.

-¿Ayuda en algo que ella sea parte del mismo medio laboral que vos?

-Suma mucho y, siendo del mismo ámbito que yo, entiende y sabe como funciona la cabeza de un periodista.