Mundo Club House Jueves, 14 de abril de 2016

Hilograma: obras de arte sencillas y coloridas

Conocé la técnica del hilograma y comenzá a crear obras de arte divinas y coloridas.

Por Redacción CH

El hilorama es una técnica que se caracteriza por la utilización de hilos de colores, cuerdas o alambres tensados que se enrollan alrededor de un conjunto de clavos para formar figuras geométricas, abstractas u otros tipos de representaciones.

SU HISTORIA

El arte del hilorama tiene su origen en las llamadas "cartas de Boole", inventadas por Mary Everest Boole al final del siglo XIX para hacer la teoría de las matemáticas más comprensibles para los niños. Mary utilizó estas cartas para ayudar con ellas a sus alumnos a aprender la geometría de los ángulos y espacios. Esto se popularizó como un arte decorativo durante la década de 1960 mediante kits de aprendizaje y libros.

LA TÉCNICA

Este procedimiento se suele llevar a cabo sobre una base de madera pintada o tapizada, y con él se puede reproducir cualquier idea imaginable. Generalmente, aunque las figuras están formadas por líneas rectas, los diferentes ángulos y posiciones en el que los hilos se cruzan pueden dar la apariencia de las Curvas de Bézier.

Materiales: una madera pintada o tapizada del tamaño que desees. Un dibujo o ilustración sencilla. Clavos para madera. Cinta adhesiva. Tijeras.

Procedimiento:

1. Hacer el dibujo elegido en un papel. Recortarlo por el contorno.

2. Colocar la forma sobre la tabla. Fijarla con cinta adhesiva sobre la tabla. El objetivo es  que no se mueva el papel en el transcurso del trabajo.

3. Colocar los clavos con un martillo por toda la silueta del dibujo, con una separación de un centímetro entre cada uno. Hay que ir comprobando que todos queden a la misma altura. Suficientemente altos para que de buen resultado y que a su vez queden bien clavados en la madera y no se muevan.

4. Quitar el papel. Comenzar el trabajo uniendo los clavos con hilo por la parte superior, utilizando los hilos uno a uno.

5. Anudar un extremo a un clavo y comenzar a cruzar el hilo por  los clavos aleatoriamente, pero siempre buscando que queden los espacios bien compensados. Primero realizar el contorno y después "rellenar" el interior de la forma con líneas cruzadas entre sí. Ir tensando bien clavo por clavo para que quede bien firme Para cambiar de color, solamente hay que cortar y anudar y volver a hacer lo mismo con el siguiente hilo. Cuando la zona esté suficientemente cubierta, anudar y cortar el hilo sobrante.