Mundo Miércoles, 19 de noviembre de 2014

Hallan cinco cadáveres en el santuario del gurú indio que tiene a mal traer a la policía

Son de 4 mujeres y un bebito. Ayer quisieron atrapar a Rampal Maharaj, pero una turba atacó a los uniformados.

Por AP

La policía afirmó haber encontrado el miércoles los cadáveres de cuatro mujeres y de un bebé en un 'ashram' de un gurú buscado por asesinato en el norte de India.


Otra mujer, aquejada al parecer del corazón, murió tras ser trasladada al hospital, explicó Vashisht a la prensa.


Por ahora, se desconocen las causas de la muerte de las cuatro mujeres y se cree que el bebé de 18 meses falleció por causas naturales, según el director general de policía SN Vashisht.


La policía intensificó el miércoles la búsqueda del gurú, Rampal Maharaj, de 63 años, en el interior del recinto de casi cinco hectáreas, donde se cree que se esconde.


Las fuerzas del orden irrumpieron el martes en el 'ashram', custodiado por centenares de adeptos durante días, después de que un tribunal ordenara la detención del gurú por asesinato y otros crímenes.


La policía empleó gases lacrimógenos, cañones de agua y porras contra los seguidores que estaban armados con piedras y cócteles molotov, según imágenes de la televisión.


Algunos de los adeptos dijeron haber sido retenidos contra su voluntad en el 'ashram' de Maharaj, quien se considera una reencarnación de Kabir, poeta místico del siglo XV.


India ha registrado varios escándalos en torno a este tipo de figuras, en su mayoría ascetas hindúes que aseguran poseer poderes místicos. El año pasado, uno de ellos fue acusado de agresión sexual de una niña.