Fuentes y muros de agua

Este tipo de estructuras son un regalo para los sentidos: aportan movimiento, luz y sonido a cualquier jardín, terraza o patio.

Los muros de agua de diseño minimalista están formados por una pantalla de cristal sobre la que se desliza el agua. Todos van dotados de un sistema de circulación del agua mediante una bomba, por lo cual no tenemos que preocuparnos por el consumo de este preciado bien.

Si preferimos los ambientes más naturalistas, podemos elegir muros de agua sobre fondo de piedra e integrarlos en una fuente para tener el efecto de un verdadero jardín de agua.

Hay diseños para todas las circunstancias. Por ejemplo, muros de agua integrados a una pared de cristal en la casa que permiten disfrutar de una visión relajante incluso cuando estamos dentro de la misma. Si no se dispone de mucho espacio o el presupuesto es reducido no debemos preocuparnos, ya que hay muros de agua de todos los tamaños y fáciles de integrar en cualquier jardín.

Si nos gusta el sonido podemos elegir muros de agua con efecto cascada, donde el agua en vez de deslizarse suavemente por la pared cae con un cierto ángulo lo cual potencia el sonido del agua al caer. Es una sensación muy agradable y relajante.

La utilización de pequeñas fuentes de agua para decorar interiores y exteriores es también una tendencia que proviene del feng shui oriental. Con la presencia de estos manantiales caseros se consigue un ambiente más fresco y un aire mucho más limpio, lo cual influye directamente sobre nuestro estado de ánimo. El sonido del fluir del agua relaja los sentidos y nos proporciona la tranquilidad necesaria para sobrellevar el ajetreo del día.

Con una fuente de agua podemos crear espacios llenos de armonía, decorar nuestro rincón preferido donde solemos relajarnos, o simplemente alegrar la vista del jardín con la belleza del agua cayendo en cascada. Tendremos una atmósfera interior armónica y llena de paz, y un exterior fresco y versátil.

Hay fuentes de todos los tamaños, para poner en el suelo o para decorar la superficie de cualquier mesa del hogar. Generalmente están hechas de piedra o pizarra; otras pueden estar realizadas en cerámica, reposar sobre un lecho de piedrecitas… dependerá del propio modelo. Muchas de ellas se adornan con figuritas o plantas acuáticas, que les proporcionan un aspecto aún mejor.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA