viernes 16 de abril de2021

Florencia Bonelli: "Quiero escribir historias que conmuevan”
Sup. Cultura

Florencia Bonelli: "Quiero escribir historias que conmuevan”

Fue contadora y hoy es una verdadera creadora de best sellers. En esta nota, la autora de la saga “Caballo de fuego” detalla su fórmula para llegar directamente al corazón del lector.

  • jueves, 25 de abril de 2013
Florencia Bonelli: "Quiero escribir historias que conmuevan”

Historias apasionadas, personajes decididos, amores históricos. Así son las novelas de Florencia Bonelli, la escritora cordobesa que en los últimos años supo ganarse su lugar en la literatura nacional a fuerza de talento, creatividad y un estilo muy propio.

Protagonistas como Nahueltruz Guor y Laura Escalante, de "Indias Blancas"; Roger y Melody, de "El Cuarto Arcano"; o el gaucho decidido de "Me llaman Artemio Furia", entre otros, enamoran a las lectoras con sus historias, enmarcadas en momentos históricos del país y el mundo.

Talento latente

Nacida el 5 de mayo de 1971, en la ciudad de Córdoba, Florencia Bonelli aprendió a disfrutar de la literatura tempranamente, gracias a la influencia de su padre. Sin embargo, al momento de definir su profesión, optó por las Ciencias Económicas y se recibió de contadora pública, carrera que desempeñó hasta 1998, cuando decidió dedicarse definitivamente a su pasión por la escritura.

Motivada por su esposo, Florencia comenzó a escribir en 1997  y muy poco tiempo después, en 1999, publicó su primer libro. Con humildad, la autora confiesa que su talento y su cambio de rumbo profesional fueron una sorpresa para su propia familia: "Mis padres y mis hermanos sabían de mi afición por la lectura, pero no supieron hasta que publiqué mi primera novela, 'Bodas de Odio', que había dejado de lado las Ciencias Económicas para dedicarme a escribir profesionalmente". 

Sencilla y muy cálida en su trato, accede a dar una entrevista a Los Andes, a pesar de encontrarse recluida, en pleno proceso de trabajo para su próxima obra. "En este momento no estoy escribiendo, sino investigando para mi próxima novela ambientada en el siglo XVIII. Investigar es algo que disfruto tanto como escribir", asegura. 

-¿Cómo fue que cambiaste de contadora a escritora?

-Fue a partir de la lectura de un libro que me conmovió profundamente, "El árabe", de Edith Hull. Esta novela me llevó a pensar: "Quiero escribir historias que conmuevan tanto como esta". Y así fue que, en el lapso de un año, ya había escrito mi primera novela, "Lo que dicen tus ojos", y había dejado mi trabajo de contadora, el cual no he vuelto a retomar.

-¿Qué te motivó a escribir novelas históricas? 

-Porque yo escribo lo que a mí me gusta leer, y uno de mis géneros favoritos es el histórico-romántico. Me gusta la historia en general, pero sin duda, por ser argentina, me siento muy atraída por los acontecimientos de mi país. De todos modos, en mi última trilogía "Caballo de fuego" me aventuré a escribir una historia contemporánea y me apasionó hacerlo. 

-¿Cómo es tu proceso de trabajo para un libro? ¿De dónde surge tu inspiración? 

-El proceso de creación, es decir, el armado del "esqueleto" o la estructura del libro es muy caótico. Las ideas van y vienen, los diálogos te saltan en la mente, las imágenes se presentan y después desaparecen. Es un momento de mucha anarquía que me sume en la ansiedad por mi forma de ser más bien estructurada. La inspiración puede surgir de cualquier parte. Solo hace falta estar abierta para recibirla.

-¿Cómo vivís, a nivel personal, el tiempo de escritura?

-Es mi trabajo, lo vivo con responsabilidad y profesionalismo. Pero es un trabajo que me gusta hacer, por eso lo vivo con alegría también. 

-¿Qué sentís cuando terminás de escribir una historia?

-Es un duelo, la verdad. 

-¿Te sentís identificada con alguno de los personajes de tus libros?

-Un poco con Rafaela, la protagonista de "Me llaman Artemio Furia". Ella es miedosa e insegura como yo. 

-¿Cuál de tus novelas fue la que más disfrutaste escribir? 

-Todas. 

-¿Leés tus libros más de una vez, luego de ser publicados?

-Los leo para ver que la edición esté perfecta. Después, cuando extraño a mis "hijos", los busco en mi biblioteca y releo algún párrafo en especial. 

Lectora y amiga

Así como disfruta escribir, Florencia también es una ávida lectora. Sobre sus gustos asegura leer todo tipo de libros, aunque mi género preferido es el romántico. Me encantan las hermanas Brönte, Jane Austen, Paullina Simons, Laura Kinsale, Robin Schone, confiesa.  
Convertida en una de las autoras más leídas del cono sur de América, reflexiona sobre el presente de la literatura en el país, afirmando que se han renovado las ganas de leer.

De pronto, el público argentino descubrió que leer puede ser una experiencia mágica y muy divertida, y no la experiencia pesada y aburrida que nos hicieron creer en el secundario cuando nos daban para leer novelas del Medioevo, difíciles y áridas. 

Además, lejos de todo divismo y excentricidad, Florencia Bonelli mantiene una relación muy amena con sus lectoras, quienes la siguen en masa en cada presentación pública que realiza. En sus propias palabras: con muchas hemos entablado una amistad muy estrecha. Mi relación en general con las lectoras es fluida y muy cercana.

Finalmente, revela un poco de sus próximos proyectos: en mayo publicaremos mi primera novela para adolescentes, "Nacida bajo el signo del toro".

"Estoy muy ilusionada con esta novela porque me fascinó escribirla. Y en agosto se publicará un libro con historias para los más chicos, titulado 'Cuentos para Felipe'", cierra. Y nos pone a la espera.