Vecinos Martes, 26 de abril de 2016

Finalmente la “calle 48” de El Carrizal pasará a ser un cauce aluvional

Así lo pedían los vecinos, quienes quedaban aislados ante cada tormenta. El Gobierno anunció que construirán dos caminos laterales.

Por Redacción LA

Vecinos de El Carrizal de Abajo, en el sur de Luján de Cuyo, lograron que sus reclamos sean escuchados: el Gobierno anunció que realizá obras para que la calle conocida como Km 48 (que coincide con el kilometraje desde la ciudad por la doble vía a Tunuyán) pase directamente a funcionar como cauce aluvional y no deje a los habitantes aislados en cada tormenta.

“Luego de reuniones con los habitantes de la zona de El Carrizal y después de haber planteado varias propuestas, determinamos que la alternativa más viable para la transitabilidad es la construcción de dos nuevos caminos laterales a la calle km 48, uno al norte y otro al sur”, explicó el titular de Hidráulica, David Cangialosi.

El funcionario aclaró que la actual calle km 48 quedará como un cauce para los escurrimientos que descienden desde el piedemonte, dejando libres las nuevas trazas que se situarán a mayor altura a resguardo de las aguas.

Los Andes denunció la situación que viven los vecinos de la zona en marzo. La calle “48” se trata de la vía de comunicación de oeste a este que vincula las rutas nacional 40 con la provincial 61 (Las Turberas), esta última cercana a la margen izquierda del dique El Carrizal. La extensión es de 14 kilómetros. En forma paralela, un poco más al sur se encuentra la “49”.

Todo este verano, con sus intensas precipitaciones, fue un calvario para pobladores y productores salir de sus casas y fincas porque esas vías de comunicación se mantuvieron intransitables durante varias jornadas. Jurisdiccionalmente la zona se corresponde con Carrizal de Abajo. 

Un sector muy perjudicado es la comunidad de la escuela primaria 1-516 Luis A. Contreras. Muchos de los alumnos que asisten a este establecimiento, que todavía no inaugura su nuevo edificio, han perdido días de clase por la imposibilidad de “pasar” que tienen los transportes escolares (Trafic) contratados por la Dirección General de Escuelas (DGE), en días de lluvia y los posteriores.

“En este momento que tenemos buen tiempo, la transitabilidad está asegurada a grandes rasgos, pero no es posible circular cuando llueve; nuestra preocupación es para el futuro”, explicó la docente a cargo de la Contreras, Cecilia Díaz.