Sociedad Jueves, 14 de septiembre de 2017

Experiencia mendocina entre 50 innovaciones educativas

La escuela de robótica del Colegio Tomás Alva Edison forma parte de un libro de Cippec con prácticas transformadoras para la educación.

Por Carla Romanello- cromanello@losandes.com.ar

La escuela de robótica Probot School que lleva adelante el Colegio Tomás Alva Edison de Guaymallén, en colaboración con el Grupo de Robótica de la Universidad de Mendoza, forma parte de un libro que recopila 50 innovaciones educativas lanzado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) esta semana. Así la experiencia educativa que se desarrolla desde hace dos años en nuestra provincia cobra relevancia a nivel nacional.

El texto "50 innovaciones educativas para escuelas" elaborado por el Laboratorio de Innovación y Justicia Educativa (EduLab) del Programa de Educación del Centro ponderó la iniciativa local entre 400 de toda América Latina teniendo en cuenta seis criterios de selección.

“Creo que nos han tomado como ejemplo porque han visto que una escuela de robótica es viable, ya que llevamos dos años y cada vez tenemos más alumnos”, aseguró Graciela Bertancud, presidenta de la Fundación Tomás Alva Edison, responsable del colegio y de Probot School. Ella detalló que allí asisten 160 alumnos de 10 a 17 años, no sólo de ese establecimiento sino de toda la provincia.

El objetivo de su implementación fue cambiar la mirada de la escuela para incorporar este tipo de espacios muy necesitados por los chicos. “Los alumnos se destacan en distintos ámbitos en programación y robótica en general, están verdaderamente movilizando el área”, remarcó.

Probot School, coordinada por Luciana Silvestri, tuvo como antecedentes talleres de robótica que se realizaban al interior del colegio Tomás Alva Edison hasta que alumnos de otros establecimientos se mostraron interesados en participar. Para contar con el recurso humano capacitado realizaron un convenio con la Universidad de Mendoza. “Los estudiantes de ingeniería del último año vienen a dar las clases”, detalló.

Cristina Párraga, directora de extensión universitaria del rectorado de la Universidad de Mendoza, destacó que se trata de una alianza estratégica entre ambas instituciones. “Los futuros ingenieros tienen la posibilidad de poner en práctica lo que han aprendido y transmitir sus conocimientos y los chicos aprenden, se comprometen con su seguridad, trabajan el equipo y fomentan el respeto propio”, expuso.

Párraga precisó que la escuela tiene 6 niveles y los estudiantes van aprendiendo desde lo más básico de electricidad hasta construir robots que pueden competir a nivel internacional. “Ha sido una experiencia excelente”, cerró.

Abrir la imaginación

Con experiencias como la mencionada más otras 49, el libro del Cippec busca abrir la imaginación educativa de las escuelas con innovaciones decisivas: “aquellas experiencias, proyectos o metodologías que pueden ser implementadas en una institución educativa para generar una poderosa apropiación del conocimiento por parte de los alumnos, movilizando la voluntad, el deseo, la pasión de aprender”, tal como se explicita en el libro.

Lucas Delgado, analista del programa de Educación de Cippec, coordinador de EduLab y uno de los tres compiladores del libro comentó que la investigación para elaborar el texto comenzó en 2016. “Nos dedicamos a pensar cuáles son las practicas que pueden ayudarnos a cambiar la educación, pero además buscamos ser respetuosos de la trayectoria de la educación de los docentes, quienes están día a día en las aulas”, manifestó.

A la hora de seleccionar las prácticas publicadas detalló que evaluaron alrededor de 400 y que ponderaron a partir de seis criterios que se encuentran detallados en el comienzo del libro. “Principalmente que sean reales, practicables, que tengan un protocolo formalizado o propuesta clara”, enumeró.

Para Delgado este libro brinda una cierta cantidad de opciones para reflexionar sobre la práctica en las aulas: “Les llamamos caballo de Troya porque con una innovación se puede incluir prácticas transformadoras”, aseguró a la vez que agregó que el libro es una invitación a la acción. “Invitamos a leer y entender que tipos de prácticas pueden ser transformadoras en sus escuelas de acuerdo a sus características particulares”, señaló.

El libro puede descargarse de forma gratuita a través de las páginas web www.edulab.cippec.org y www.cippec.org/publicaciones.