Vecinos Martes, 1 de marzo de 2016 | Edición impresa

Exigen plan de manejo para la reserva Manzano

El grupo ambientalista de Vecinos Autoconvocados del Valle de Uco anunció que presentará la solicitud esta semana a la Fiscalía de Estado. Pedido de informes a Recursos.

Por Redacción LA

Frente al creciente negocio inmobiliario y los fuertes litigios por los títulos que se dirimen en estas tierras, vecinos autoconvocados del Valle de Uco salieron a exigir con distintas medidas al Gobierno que elabore un Plan de Manejo para la reserva Manzano Histórico-Portillo de Piuquenes, cuya ampliación se logró justamente por la lucha de buena parte de la comunidad.

Los ambientalistas venían solicitando estas definiciones a Recursos Naturales, sobre todo después de la polémica 'intervención' que sufrió la ventana del Paso Portillo el año pasado. Ahora es la construcción de un complejo hotelero, que encara un privado en la zona de Arenales sin contar con los avales que dispone la ley provincial de Medio Ambiente,  lo que reavivó el reclamo en las Asambleas por el Agua Pura de la región. 

La obra fue paralizada días atrás y tiene en curso una importante multa, por no haber cumplido con el procedimiento de evaluación de impacto ambiental que exige la ley provincial 5961.

En paralelo, los funcionarios de Recursos le exigieron a la firma Uco Los Tres Valles SRL que presente una descripción del proyecto completo a levantar en la Reserva (también gestiona la creación de una usina hidroeléctrica), para poder informarle -antes que nada- lo que es viable por norma y lo que no. 

"Los Vecinos Autoconvocados repudiamos la violación a las leyes que protegen nuestra Reserva. Detrás de un delito ambiental siempre hay cómplices, y no podemos permitir que esto siga pasando", reza un comunicado de la Asamblea. 

El grupo presentará el tema esta semana ante Fiscalía de Estado y, a través de la Cámara de Diputados, ya dio curso a pedidos de informe para que Recursos e Irrigación expliquen su accionar en el caso. Según trascendió, y para ratificar su lucha, algunos de ellos este fin de semana pintaron un gran cartel sobre la ruta 89, desde donde se aprecia el paisaje hermoso de la Reserva (ver foto).

"Hay muchos intereses en juego y se vuelve riesgoso cuando no existe un dictamen del Ejecutivo que reglamente las áreas y usos permitidos, cómo aplicará su protección. Lo cierto es que la ampliación de la Reserva se aprobó en 2012 y todavía estamos a la espera del Plan de Manejo", opinó Juan Manuel Romero, miembro de la Ampap Tunuyán.

Eduardo Sosa, jefe de gabinete de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, explicó que la Provincia tiene en curso la elaboración de ocho planes de manejo, entre los que se encuentra el del área protegida de Tunuyán. Su diseño fue encargado por la anterior gestión a una consultora ambiental y se contempla un plazo de 18 meses para que estén terminados.

Sin embargo, el retraso de algunos pagos frenó el año pasado el normal avance de los informes. "Una vez que estén listos, los tenemos que enviar al Iadiza para su revisión final", expuso Sosa, quien no descartó que se sometan a audiencia pública. 

Estos documentos marcarán las estrategias de protección que el Estado aplicará en cada área y se elaboran en base a las leyes de creación de las mismas. "Por ejemplo, la categoría de esta reserva es recreativa y de usos múltiples, pero esto no implica que vaya a permitir actividades que alteren los recursos o la calidad del paisaje", indicó Sosa. 

A principios de febrero, el privado -que los ambientalistas señalan de apellido Juncos- comenzó con tareas de construcción de una hostería y club house en la zona de Arenales. Estas tierras, que están en medio de una fuerte  disputa dominial, son visitadas por deportistas de todo el mundo porque se encuentra la segunda mejor pared de escalada en roca de Latinoamérica.

La construcción cuenta sólo con una evaluación de impacto expedida por una firma privada y con un permiso otorgado por la municipalidad de Tunuyán. También, iniciaron un expediente en Irrigación, pues deben servirse de las aguas del arroyo Grande, pero no está aprobado por la subdelegación del Río Tunuyán Superior, lo que derivaría en otra multa. 

"La ley dice que todo acto administrativo es nulo, si no está el aval de la autoridad de aplicación, que es Recursos", dijeron los vecinos. 

Sosa dijo que, cuando constataron lo denunciado en una inspección, paralizaron la obra y aplicaron la multa. La firma debe pasar un exaustivo estudio de impacto ambiental -con audiencias públicas incluidas- para poder continuar con la obra. Pero antes, Recursos ha solicitado que detalle todo el proyecto, pues el inversor gestionaba en otras oficinas de Gobierno la creación de una usina hidroeléctrica y también planearía abrir un centro de esquí en áreas periglaciares. 

"De acuerdo a lo que nos presente, le diremos qué está permitido. Si la ley dice que no, allí termina todo. Si alguno de los proyectos son viables, deberá pasar antes por largo proceso de evaluación ambiental", dijo Sosa.

Ampliación a 314.600 hectáreas desde 2012

Gracias a la lucha de los antimineros, en 2012 el área natural protegida Manzano-Portillo Piuquenes amplió a 314.600 el número de hectáreas que la Provincia debía preservar. Según la ley 8400 que la creó, se trata de una reserva "natural recreativa" por un lado, y de "uso múltiple" por el otro. 

El lugar encierra una de las formaciones de glaciares más importantes de la provincia. Pero no termina allí su riqueza. También cobija la cuenca del Arroyo Grande, la del Pircas y el nacimiento del Río Tunuyán. Además de los vestigios de comunidades aborígenes y especies de flora y fauna que sólo allí pueden ser estudiadas.

Desde hace un tiempo, la zona se alza como blanco de negocios inmobiliarios. Ha aumentado el acceso y con él la cantidad de personas que la transitan (unos 75 mil visitantes anuales, según datos oficiales). 

También crecieron los litigios por el dominio de las tierras. Sosa manifestó que está en los planes de la actual gestión dotar de mayor cantidad de guardaparques a esta reserva  y mejoras de infraestructura en la zona del monumento al Libertador.