lunes 6 de julio de 2020

Sociedad

Estiman 80 casos nuevos de cáncer infantil por año

La enfermedad más frecuente es la leucemia, que ocupa un 35% de los casos. Un dato alentador es que más de un 70% se cura. Historia de vida.

Betiana Guadalupe Ponce tenía 13 años y llevaba una vida normal, acababa de volver del viaje de egresados de la primaria y se disponía a ingresar al secundario. Pero cuando se fue a realizar el examen médico que la habilitaba para cursar estos estudios, su doctor notó que tenía el hígado y el bazo inflamados.

"Me recomendó una ecografía y estudios, terminé en el hospital Notti donde me hicieron una punción y me detectaron leucemia linfoblástica aguda, también conocida como LLA", relató la joven que hoy tiene 21 años y está cursando sus estudios de medicina.

En su caso, el diagnóstico precoz y sus ganas de salir adelante hicieron que no solamente se curara, sino que además con el paso de los años contribuyera con otros chicos que están pasando por lo mismo que le tocó vivir.

Ése es el mensaje que de alguna manera se busca transmitir en el Día Internacional del Cáncer Infantil que se conmemoró ayer en nuestra provincia con una abrazo simbólico al Notti y con el descubrimiento de un mural en Luján de Cuyo con diseños realizados por niños que padecen la enfermedad y sus familias.

Según se estima por cantidad de habitantes, en Mendoza aparecen unos 80 casos nuevos de cáncer en niños de 0 a 15 años, de los cuales arriba de un 35% son tumores líquidos, como leucemia y el resto diferentes tumores sólidos. Esta información brindada por la oncóloga Gisela Drago, del Hospital Humberto Notti, fue complementada con un dato alentador: de este total se calcula que más de un 70% se cura.

"Lo más importante para poder alcanzar ese porcentaje es lograr un diagnóstico precoz", destacó la profesional. Para ella es fundamental concientizar a los papás para que realicen los controles de niño sano que se establecen en las libretas de salud. "Muchas veces como los ven bien no los llevan, pero hay muchos casos de niños sanos a los que se le descubren estas enfermedades", expuso la vez que aseguró que los pediatras tienen una formación oncológica muy fuerte para que rápidamente sospechen y los deriven a los especialistas.

Además la doctora recomendó no minimizar los síntomas que algunos chicos pueden presentar. "Toda cosa rara tiene que ser consultada con el pediatra porque pueden ser síntomas del cáncer del chico, como por ejemplo, una marquita roja o brillo que le sale en el ojo en las fotos, un tumor de grasa o lipoma o moretones cuando no se han golpeado", enumeró Drago.

El Notti es el hospital de referencia para este tipo de patologías en la provincia y a sus instalaciones llegan entre el 90% y el 95% de los chicos que la padecen, según relató Guillermo Arbesu, jefe de hematología del nosocomio. "Por la complejidad de los tratamientos es que el hospital se vuelve tan importante", señaló. Allí además se recibe a pacientes de provincias cercanas como San Juan y San Luis.

"Los tratamientos que se usan en el Notti corresponden a protocolos internacionales por lo que la familia debe tener confianza de que el tratamiento que va a recibir el niño es el mismo que si tuviera mucho dinero y pudiera viajar a Estados Unidos", remarcó la doctora Drago.

Además de ofrecerles un tratamiento, en el nosocomio se les brinda a los pacientes y a sus familias un espacio para que pasen el tiempo libre relacionado con el arte.

"El chico también necesita jugar y como siempre fui un enemigo de la tele, cuando llega alguien nuevo lo comprometemos a que realice una actividad sostenida en el tiempo como dibujar, pintar, entre otros", resaltó Arbesu. De hecho con los diseños realizados por los niños del Notti y sus familias, la artista Luis Olguín concretó el mural que se inauguró ayer en Luján.

La leucemia es el tipo de cáncer más frecuente en los niños. "Es una enfermedad de la sangre, no tiene causa y no se puede prevenir. Es bastante aguda, una persona puede estar sana hoy y en una semana estar enfermo", explicó el hematólogo. Algunos de los síntomas son moretones sin haberse golpeado y sangrado de las encías o de la nariz.

"Es el cáncer de la sangre, aparece en los glóbulos blancos que son las defensas del organismo y como es líquida rápidamente circula, el paciente tiene anemia y empieza a sangrar", detalló Drago.

Con respecto al tratamiento Arbesu indicó que generalmente tiene una duración de dos años, el primer semestre el paciente tiene que estar internado y luego de continúa con controles ambulatorios. "Para poder decir que está curado tiene que pasar cinco años", precisó el profesional.

"Quitarle el drama"

Para superar el cáncer Betiana tuvo que pasar por tratamiento endovenoso durante 9 meses y luego continuó con pastillas. "En el 2013 tuve mi alta definitiva", narró. Posteriormente los médicos que la trataron la invitaron a dar charlas a los pacientes que estaban pasando lo que ella sobrellevó.

"Empecé a ir a hablarles, a jugar a la sala de espera y escuchar a los papás porque por más que tengan el apoyo de mucha gente, tener la palabra de alguien que lo pasó te llega mucho más", aseguró la chica. Lo que ella les recomienda y busca transmitir siempre es la necesidad de quitarle el drama a la enfermedad.

"Hay que saber que hay mucha recuperación y que si bien es duro, todo pasa", subrayó. Durante la charla con Los Andes, Betiana se mostró muy agradecida con los doctores del Notti que la atendieron. "Hay que rescatar la parte humana, que no se ve en todos los médicos y que necesitan un carácter y una templanza especial para trabajar con pacientes oncológicos", manifestó.

Pero para ella la enfermedad no fue solamente una enseñanza, sino una forma de descubrir su vocación. "Cuando yo estaba en el Notti siempre decía que no quería volver a pisar un hospital, pero cuando empecé con las charlas cada vez me gustó más la carrera y acá estoy, estudiando medicina en la UNCuyo", manifestó satisfecha. Así fue que de alguna forma transformó una experiencia dolorosa en un camino que la guiará de por vida.

#Ponete la camiseta

La organización Fundavita, que apoya desde hace 20 años a pacientes oncológicos en la provincia, se sumó a la campaña #Ponete la camiseta para concientizar a la sociedad por el Día Internacional del Cáncer Infantil.

"El ponerse la camiseta invita a que todos nos hagamos parte y que nos pongamos en el lugar del otro", destacó Diego Nazar Dobson, apoderado de la organización. Para visualizar este mensaje se invitó a todas las personas a usar una camiseta blanca, fotografiarse y compartir la imagen en las redes sociales.

"La campaña ha tenido un éxito formidable, tanto como otras que se lanzan de la fundación, hasta el día de hoy siguen trayendo sus donación de pelo", comentó el responsable.

Desde la fundación se trabaja para acompañar al paciente oncológico y a su familia, tanto con insumos como con apoyo psicológico. "Además nuestro compromiso es mejorar el sistema de salud público, trabajar para aportar equipamiento y ayudar a capacitar recurso humano", expuso Nazar Dobson.