sábado 8 de mayo de2021

Escrachan a los que derrochan agua
Escrachan a los que derrochan agua
Sociedad

Escrachan a los que derrochan agua

El EPAS difundió una "lista negra" de barrios de la provincia donde no se respetan las restricciones para lavar veredas, autos y regar jardines. Consultados por Los Andes, sus vecinos reconocieron que hay excesos, pero criticaron la falta de controles ofi

  • martes, 17 de diciembre de 2013
Escrachan a los que derrochan agua
Escrachan a los que derrochan agua

Pese a que existen normativas para cuidar el agua en la provincia por la emergencia hídrica, muchos mendocinos siguen infringiendo los usos y los horarios de restricción establecidos. Por eso, el Ente Provincial del Agua y el Saneamiento (EPAS) publicó un listado que escracha a los barrios cuyos vecinos son los que más derrochan agua.

El ranking se elaboró en base a los monitoreos que el organismo de control realiza a las multas que aplicó Aguas Mendocinas (Aysam) entre octubre y noviembre de este año.

Allí, el EPAS detectó que los barrios SUPE, Trapiche, Palmares, Batalla del Pilar, San Ignacio y Fuchs, todos de Godoy Cruz, son aquellos en los que más multas se aplicaron, básicamente por encontrar gente regando jardines dentro del horario restringido o lavando veredas con manguera.

En el caso del departamento de Guaymallén, el mayor derroche de agua es por lavado de veredas con manguera en el barrio San Cayetano (ex Alimentación). En Las Heras, los barrios Cementista y Jardín Municipal son los que no cumplen con las normativas por riego de jardines, ya que muchos de sus vecinos lo hacen fuera de horario permitido.

En cuanto a la Ciudad de Mendoza, los vecinos de las calles Damián Hudson, Paso de los Andes y Benielli, así como los de los barrios Sanidad y Covse, insisten con lavar sus veredas con manguera, ignorando la situación de emergencia hídrica que vive la provincia desde hace cuatro años. A ellos se suman, en el departamento San Martín, los habitantes de los barrios Mebna y Círculo Médico, que también riegan fuera de horario.

En San Rafael, en tanto, los vecinos del barrio Unión Cooperativa San Rafael y de la calle Uriburu Napoleón lavan veredas con manguera y riegan jardines fuera de horario.

{fotorem:572884:fotorem}

Reclamos vecinales

Según informaron desde el EPAS, la lista se confeccionó en base a las multas realizadas por Aysam y no en base a un promedio de consumo en cada uno de los barrios. Lo cierto es que si bien algunos vecinos de los los barrios citados admiten que existe gente que no cuida el agua y riega y lava el auto a horas no permitidas, muchos otros cargaron contra los mismos organismos por falta de inversión y de control. Cabe destacar que son apenas 11 los inspectores que deben recorrer los 18 departamentos de la provincia.

"Está claro que hay muchos vecinos que no respetan nada y no tienen conciencia hídrica en medio de la crisis que atraviesa Mendoza en ese sentido. Pero los controles son muy esporádicos, obviamente no tienen la cantidad de inspectores que se necesitan. Soy testigo de denuncias realizadas contra tal o cual vecino que rompe con la ley una y otra vez y los encargados de multar nunca llegan. Las campañas de concientización las hacen por los canales locales y nadie los ve, porque hoy en día todos tienen televisión satelital. Deberían encarar este delicado tema de otra manera", aseguró Miguel Pellegrini, vecino del barrio Supe de Godoy Cruz.

Rosa Azcurra, quien vive en la calle Arredondo del barrio San Cayetano (Guaymallén), aseguró que ella cumple con las normas y que la gente de la zona también lo hace. "Yo no veo vecinos que rieguen a horas no permitidas, acá somos conscientes del problema a pesar de que ni en las épocas de mayor escasez hemos tenido faltante de agua. Yo he visto en otros barrios que hasta riegan las calles, algo innecesario. Yo riego después de las 10 el cantero que tengo en mi vereda y de día, si es necesario, paso el lampazo. No hace falta baldear la vereda todos los días", confesó.

En el barrio Sanidad, otro de los que aparece en la "lista negra" dada a conocer por el Epas, Rodrigo Nicola apeló al desinterés de la gente respecto al tema. "No sólo no respetan los horarios, sino que la gente no le dice a los vecinos que no infringen la normativa que eso no se hace. Creo que tendríamos que involucrarnos más. Y por el otro lado está la falta de inversión de los gobiernos y la ineptitud para controlar y sancionar. Yo creo que es un tema que no se ha tomado con la seriedad necesaria desde ninguna parte, ni los habitantes que miran para otro lado con la manguera en la mano, ni de los gobiernos que descuidaron totalmente el tema durante los últimos años", aseguró.

Los Andes intentó acceder al número de multas labradas durante los últimos dos meses, base que tomó el Epas para confeccionar la lista de los barrios derrochones. Sin embargo, desde este organismo y de Aysam no brindaron esa información.

"No tenemos otra forma de medir que las multas confeccionadas. En este caso tomamos las de los últimos dos meses para elaborar el mapa de barrios en los que más agua se derrocha. Y además de las multas, que logran su cometido, la otra acción que estamos llevando a cabo a para impedir el derroche es la concientización, con la finalidad de que la gente logre compensar y balancear la utilización del agua", aseguró Javier Montoro, titular del Epas.

Lo cierto es que ante la delicada situación, el ente regulador instó a los usuarios de estos barrios a respetar el horario de riego de 22 a 8, recuperar el uso del balde en vez de la manguera para el lavado de veredas y, en el caso de que pase agua por sus acequias, rescatar la tradición del regador para los jardines externos.

En este último punto es preciso destacar que la extracción de agua de riego de acequias e hijuelas urbanas está permitida sólo por medios manuales (regador, balde).

{fotorem:572901:fotorem}