En el mundo 1 de cada 9 habitantes padece hambre

En el mundo 1 de cada 9 habitantes padece hambre
En el mundo 1 de cada 9 habitantes padece hambre

La FAO destacó que la cantidad de personas con grave déficit alimentario se redujo a 100 millones en la última década. Buen panorama en América Latina y el Caribe.

Unas 805 millones de personas en el mundo, es decir uno de cada nueve habitantes, todavía padece hambre, advirtió la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), al tiempo que destacó que en países de América latina y el Caribe se logró reducir este flagelo gracias a importantes avances en materia de seguridad alimentaria.

Las conclusiones fueron recogidas en un informe en el que también participaron el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), y fueron dadas a conocer en Roma, sede de la FAO, según reproduce la agencia Efe. El documento explica que "el número de personas que padecen hambre a nivel mundial disminuyó en más de 100 millones en la última década" y que esta disminución "es de más de 200 millones de personas desde 1990-1992".

También afirma que la reducción del hambre en los países en desarrollo implica que el Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) de disminuir a la mitad el número de personas desnutridas en 2015 puede alcanzarse "si se intensifican los esfuerzos". Hasta la fecha, prosigue el trabajo, 63 países en desarrollo han alcanzado el objetivo del ODM y otros seis están en la senda de conseguirlo en 2015.

"Esto prueba que podemos ganar la guerra contra el hambre y debemos inspirar a los países a seguir adelante, con la asistencia de la comunidad internacional si es necesario", afirman el director general de la FAO, José Graziano da Silva, el presidente del FIDA, Kanayo F. Nwanze, y la directora ejecutiva de PMA, Ertharin Cousin.

Asimismo, el informe explica que "el acceso a los alimentos ha mejorado significativamente en países que han experimentado un progreso económico, especialmente en zonas del este y del sureste de Asia". El acceso a la comida también se ha incrementado en lugares del sur de Asia y de América latina, pero sobre todo en países que disponen de redes de seguridad y otras formas de protección social, incluidas también a las personas que sufren de pobreza en el campo.

El documento subraya que "a pesar del progreso significativo general, aún persisten varias regiones y subregiones que están a la zaga" en Asia y en el África subsahariana. Las organizaciones destacan la necesidad de renovar el compromiso político para combatir el hambre a través de acciones concretas y animan a cumplir el acuerdo alcanzado en la cumbre de la Unión Africana, celebrada en junio de 2014, de acabar con el hambre en el continente en 2025.

Brasil y Bolivia, ejemplares

La FAO recuerda que se trata de la voluntad de los gobernantes y de políticas integradas en las que participen tanto el sector público como el privado. Ejemplos de lo que los gobiernos pueden hacer, lo han demostrado países como Brasil o Bolivia, que se han dotado de instituciones y proyectos para hacer frente a esta rémora. En el caso de Brasil, con su programa estrella 'Hambre Cero' en el que participan nada menos que 19 ministerios y que ha reducido la pobreza del 24,3% al 8,4% entre 2001 y 2012, mientras la extrema pobreza pasó del 14% al 3,5%. En ese período, los ingresos del 20% más pobre creció tres veces más que los del 20% más rico y la proporción de las personas con desnutrición pasó del 10,7% en 2000 a la mitad para 2006. El gasto en programas sociales ha crecido 128% en 12 años.

Bolivia, "un caso excepcional" en América Latina junto con Ecuador, según la FAO, ha creado instituciones que implican a amplios sectores, y en particular a la población indígena, que hasta hace poco estaba totalmente marginada. La agricultura en el país andino tiene un papel crucial en la estrategia de la seguridad alimentaria, pues cerca de un tercio de la población vive en áreas rurales, donde la pobreza es legión.

Esta estrategia que trata al mismo tiempo de mejorar la productividad de las familias campesinas y paliar las necesidades inmediatas de la población vulnerable mediante programas de protección social y transferencia de dinero, ha contribuido a reducir la pobreza extrema en un 17,2%.

Argentina y otros 62 países alcanzaron las metas

La Argentina y otros 62 países en desarrollo alcanzaron las metas de seguridad alimentaria fijadas por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), informó la entidad en Roma. El organismo, que destacó que en países de América latina y el Caribe se logró reducir el hambre debido a los avances en la materia.

El informe tuvo también la participación del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), y fue dado a conocer en Roma, sede de la FAO, y durante una conferencia de prensa que ofreció en Santiago de Chile el Representante Regional del organismo, Raúl Benítez.

Antes de esa conferencia, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich destacó los datos del informe sobre "El Estado de la Inseguridad Alimentaria en el Mundo 2014" de la FAO, porque "señala que Argentina cuenta con una proporción de personas subnutridas sobre la población total menor al 5% en el período 2012-2014, por lo que cumple con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) fijados por la ONU". "Sólo 63 (países) lo han cumplido y este es un hecho muy trascendente", resaltó Capitanich al comparecer ante la prensa en la Casa Rosada.

En el caso de la Argentina, quedó en el grupo de países que en 1990-1992 tenían niveles de desnutrición por debajo de cinco por ciento y pudieron mantenerlo en 2012-2014, junto con Barbados, Brunei, Egipto, Kazajstán, Líbano, Arabia Saudita, Sudáfrica, Túnez, Turquía y Emiratos Árabes Unidos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA