Policiales Sábado, 2 de agosto de 2014 | Edición impresa

El padre del preso que denunció coimas en la cárcel teme por su hijo

Dice que “los 3 imputados saben todo de nosotros y están libres”. Los acusados son un psiquiatra forense, un penitenciario y un nexo.

Por Eduardo Luis Ayassa

El caso del psiquiatra y el penitenciario imputados por extorsión en grado de tentativa después que saliera a la luz un pedido de coima al padre de un recluso para facilitarle la prisión domiciliaria sigue dando que hablar. El caso está en manos del fiscal Santiago Garay.

A la detención del médico Luis Chacón y el agente Pablo Espagnolo, se le sumó un tercer involucrado que no es abogado y haría de nexo entre los involucrados y la víctima, lo que de comprobarse, podría extender la imputación a una asociación ilícita. Debido a la calificación los tres se encuentran en libertad.

El padre del detenido y denunciante de este hecho en diálogo con Los Andes aseguró que entregó el celular donde están grabados los llamados que le hicieron y señaló: "Ahora esas personas (por los imputados) están libres mientras mi hijo sigue detenido en el mismo penal. Y eso me preocupa".

El miedo radica, según dijo Carlos Moyano, el abogado que lo patrocina, es que "ellos tienen no sólo los datos personales del preso, sino que saben datos de la familia".

El preso se encuentra alojado en el módulo A 4, del penal San Felipe, en un sector de aislamiento pero comparte espacio con otros procesados.

En grado de tentativa

Según se conoció, fue el psiquiatra del Forense el que le mostró al recluso un informe, pero en la pantalla de una computadora. El escrito hacía referencia a que era necesario "una persona" que se hiciera responsable de su arresto domiciliario. Ahora el padre recordó que "en ese momento le pidieron a mi hijo los teléfonos y desde ese momento comenzaron a llegar los mensajes: primero sobre un 'arreglo' y después, como cuando le recordaron que de no 'arreglar tu hijo se quedará en preso'".

Cabe señalar que el joven se está detenido desde mayo, cuando fue aprehendido tras un robo en Visitalba. El hombre, junto con otro, cayeron cuando caminaban cerca de la casa asaltada. Sin embargo en la rueda de personas no fue identificado por las víctimas, pero el juez decidió que quedara detenido "mientras se investigaba el hecho". Y en esa situación continúa hoy.

En el tema del pedido de coima cabe señalar que la "transacción" se hizo el viernes 25 de julio al mediodía, frente al ex Palacio Policial, a la vista de una cámara de seguridad ubicada entre las fiscalías y el Cuerpo Médico Forense. Allí, mientras los tres imputados saludaban al padre, policías de investigaciones (de civil) que se encontraban en la vereda se acercaron y, luego de identificarse, los detuvieron. 

Después estuvieron frente al fiscal Garay, quien les leyó la imputación y, siguiendo la regla impuesta del silencio,  os tres se abstuvieron de declarar y finalmente recuperaron la libertad, mientras se continúa investigando el hecho.