Decorá tu jardín con un hermoso estanque

Decorá tu jardín con un hermoso estanque
Decorá tu jardín con un hermoso estanque

Te enseñamos a construir pequeño estanque en tu jardín; para crear un paisaje único y de singular belleza, fusionando agua y naturaleza.

Te proponemos construir tu propio espacio acuático, se trata de una tarea sencilla que podrás realizar vos mismo, sin necesidad de gastar mucho.

Antes de ponerte manos a la obra tendrás que organizar el trabajo. Tomá lápiz y papel y dibujá tu jardín, situando, donde corresponda, cada una de las plantas que viven en él. A continuación, señalá el área que ocupará el estanque y dentro de ella esbozá la forma que tendrá tu "mini lago".

Una vez listo, deberás adquirir los

materiales necesarios:

  • Cuerda, la medida será algo mayor a la del perímetro que hayas pensado para tu estanque.
  • Pala.
  • Manta de caucho o membrana.
  • Tijeras.
  • Piedras irregulares para delimitar el estanque.
  • Estacas.
  • Martillo.

En tu estanque, además de introducir plantas acuáticas, podrás incluir algunos peces de colores. En cualquier caso, es importante que tengas en cuenta la profundidad: las especies vegetales necesitan entre 20 y 25 cm. de fondo, excepto los nenúfares, que te exigirán unos 45 cm, mientras que los animales evolucionan, normalmente, a 50 cm. de la superficie, por lo que requieren 60 cm.

Si vas a conjugar estas opciones, tendrás que dejar distintas terrazas para que todas puedan convivir y sobrevivir.

PROCESO:

- El proceso que seguirás para elaborar tu estanque es el mismo que se emplea en la construcción de grandes embalses. A menor escala, tendrás en tu jardín un bonito y original mini lago diseñado por vos mismo.

- En primer lugar, delimitá el perímetro con la ayuda de la cuerda. Las formas rectangulares son más sencillas, pero todo depende de tu ingenio y tu talento.

- A continuación, utilizá la pala para cavar en el interior. Recordá la necesidad de dejar terrazas si hicieran falta.

- Una vez que hayas eliminado toda la tierra, quitá guijarros o rocas y tapa agujeros, la superficie debe ser lisa y continua.

- Extendé la manta de caucho o la membrana de forma que cubra todo el estanque. Adaptala a los contornos. Debe quedar parte de la membrana en el exterior.

- Utilizá piedras u objetos de peso para que la sostengan provisionalmente.

- Llená el embalse hasta la mitad; la manta irá tomando la forma definitiva.

- Colocá las plantas que hayas escogido y terminá de rellenar la balsa.

- Para ir terminando, cortá parte de los bordes sobrantes y fijá la membrana al terreno con las estacas.

Terminá de decorar el estanque: delimitá el perímetro con las piedras, instalá focos, introducí pececillos... y todo aquello que tu imaginación y tus ganas te indiquen.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA