Cristina atacó otra vez a la Justicia: "En 2015 quiero ser jueza”

Cristina atacó otra vez a la Justicia: "En 2015 quiero ser jueza”
Cristina atacó otra vez a la Justicia: "En 2015 quiero ser jueza”

En el acto por el Día de la Bandera, volvió a mostrar su malestar por el fallo de la Corte contra la reforma del Consejo de la Magistratura. Ironías e Himno en ritmo de candombe.

No se privó de nada: lanzó críticas e ironías, dejó advertencias y desafíos. Dos días después de que la Corte Suprema declarara inconstitucional la reforma del Consejo de la Magistratura, la Presidenta Cristina Fernández volvió a cargar duramente contra la Justicia.

Frente al freno por inconstitucional de una reforma denunciada como un intento de colonización de la Justicia, la Presidenta apeló al tono épico y se presentó como víctima, al afirmar que está “dispuesta a aguantar todo lo que se venga encima”. En Rosario, donde se recordó un nuevo aniversario de la muerte de Manuel Belgrano, subrayó que “por ahora” los argentinos pueden elegir libremente a los poderes Ejecutivo y Legislativo. E ironizó: “No sea cosa que venga una cautelar y no nos dejen votar presidente o legisladores. No sería extraño, puede que lo hagan”.

Frente al revés que le significó el fallo de la Corte, la Presidenta dio señales, como siempre hizo el kirchnerismo frente a las derrotas, de que redoblará la apuesta, mientras en paralelo dirigentes K empezaron a agitar la idea de reformar la Constitución.

El ataque a la Justicia -que sería argumento para una reforma cuyo objetivo primordial es la re-reelección- fue esta vez frontal. No utilizó alusiones indirectas. Dijo que el trabajo de los jueces es “cómodo y seguro”, con “innumerables ventajas”. Mencionó que no pagan Ganancias, no hacen declaraciones juradas, que nadie los “vigila porque no los conocen” y viajan sin ofrecer explicaciones de dónde obtienen el dinero para hacerlo.

Y siguió con el sarcasmo: “Cuando hablan de tanta reforma constitucional, de reelección... La verdad es que en 2015 yo quiero ser jueza. Para que pueda tener simplemente una lapicera, un papel, una cautelar. Firmar, y ¡qué me importa lo que vota la gente! ¡Qué me importan los diputados! ¡Qué me importan los senadores! ¡Qué me importa el presidente! Si les tumbo todo.

Así que ya saben: Cristina jueza 2015”, remató la Presidenta que en ningún momento pareció recordar que en uso de sus facultades ella también “tumbó” (con el veto) la ley del 82% móvil para los jubilados y la Ley de Glaciares, a tono con su alianza intocable con las grandes transnacionales mineras.

El acto en el Monumento a la Bandera, como sucede en los últimos años, tuvo claro tono partidario. A los costados del escenario se ubicaron -en tribunas separadas- La Cámpora y el Movimiento Evita. Frente al palco estaban los alineados con Unidos y Organizados. De acuerdo a estimaciones policiales, el aparato oficialista movilizó unas 7 mil personas, en un distrito que siempre le ha sido adverso.

También Amado Boudou aseguró que se necesita “un sistema judicial más democrático”. “¿Cómo lo lograrán?”, le preguntó un periodista. “Avanzaremos con la ley y con el pueblo. Con un Congreso lleno de gente nuestra que siga transformando la Argentina”, dijo el vice del escándalo Ciccone.

Hubo ausencias notables, como la del gobernador socialista Antonio Bonfatti, que integró la delegación que viajó a Nueva York para la sesión del Comité de Descolonización de la ONU.

Tampoco estuvo el líder del Frente Amplio, Hermes Binner. Una presencia significativa, y junto a los ministros, fue la del ex gobernador Jorge Obeid, quien encabezará la lista de candidatos a diputados K en la provincia.

La otra oradora fue la intendenta Mónica Fein, quien destacó logros locales del socialismo. Hizo menciones al pasar sobre Belgrano. Pero, por el entorno, y también por los discursos, la figura de Belgrano quedó relegada. Y cuando la Presidenta lo nombró fue en un intento polémico de apropiarse de su figura: “Si Belgrano viviera, si hoy estuviera aquí con nosotros, ¿con quién creen que estaría? ¿A quién apoyaría Belgrano?”, dijo del prócer que todo lo dio por su Patria, cedió su patrimonio para edificar escuelas y murió en la pobreza.

Al anunciarse el comienzo de la transmisión en cadena del acto, la locutora presidencial cometió un error histórico: dijo que se celebraba “un nuevo aniversario de la creación de nuestra enseña patria”. En rigor, el 20 de junio de 1820 murió Belgrano, su creador. La Bandera se enarboló por primera vez el 27 de febrero de 1812, fecha que se toma para celebrar su creación.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA