martes 2 de marzo de 2021

Política

Cornejo, a favor de poner límites a las reelecciones

El Gobernador aclaró que se tomará un tiempo para evaluar si promulga la enmienda de 2007 que restringe la eternización de los intendentes.

  • miércoles, 17 de mayo de 2017

En una visita a un establecimiento industrial, el gobernador Alfredo Cornejo ratificó que está en estudio la promulgación de la enmienda constitucional que limita las reelecciones de los intendentes y que no hay especulación, ni voluntad de castigo al peronismo por negarse a tratar la reforma constitucional.

"Estamos estudiándolo. Vamos a tomarnos un tiempo. Tiene mucho sentido que lo que votó el pueblo en su momento por abrumadora mayoría hubiera sido promulgado en su momento. Si ustedes recuerdan, cuando era intendente me pronuncié a favor de que el gobernador Jaque y luego Pérez lo hicieran. Luego, cuando fui presidente del partido, pedí en una carta al gobernador Pérez que la promulgara".

Al mediodía de ayer, el Gobernador salió de gira publicitaria. Fue a visitar a los productores de la mejor grapa del mundo, la familia Hilbing, quienes este año ganaron por tercera vez la gran medalla de oro en el concurso "Destilatta", un certamen del que participan las mejores casas productoras de aguardientes destiladas de orujo .

Después de probar un trago con grapa, Cornejo dijo que “está cerrado ese tema” refiriéndose a su reelección. La frase vino a cuento de si la promulgación de la enmienda votada hace 10 años era una venganza política para cobrarle a los intendentes del peronismo.

"Todas las especulaciones que se hagan son válidas, pero hay que preguntar a quienes especulan con eso. Quienes pidieron la enmienda fueron 13 intendentes; si bien son del Frente Cambia Mendoza, son 13 de los 18, no es que surgió de la noche a la mañana. De los cuales tres de ellos estarían autolimitándose, el caso de Abed (Junín), Pinto (La Paz) y Difonso (San Carlos)".

La enmienda constitucional fue una iniciativa de Julio Cobos y fue votada por la ciudadanía en la elección de 2007, la misma en la que fue ungido gobernador Celso Jaque. Cuando Cobos y el radicalismo la impulsaron, esperaban que César Biffi fuera el electo y, apenas asumido, fuera el que promulgara la enmienda constitucional.

Pero Jaque nunca la promulgó. En las sombras siempre se sostuvo que los intendentes peronistas no admitían la imposición de una limitación a sus reelecciones. De hecho, algunos de los que hoy son intendentes, ya lo eran en 2007, como es el caso del lavallino Roberto Righi, y el sanmartiniano Jorge Giménez.

Oficialmente, el argumento para no promulgar la enmienda, tanto para Jaque, como para Francisco Pérez era que si bien el “Sí” había ganado el referéndum, no había alcanzado el umbral fijado por en el fallo de la jueza de la Suprema Corte local Aída Kemelmajer de Carlucci en 1989. Ese fallo indicaba que para considerar válida una reforma hacía falta que la aceptación popular fuera mayor a la mitad del padrón electoral, no la mitad de los votos emitidos.

Por eso nunca Jaque ni Pérez promulgaron la enmienda, aunque es claro que el tema es incómodo para los intendentes del peronismo.

La intención del radicalismo desde siempre fue avanzar con la promulgación y dejar que alguien hiciera el planteo ante la Corte, si es que alguien lo hacía. Eventualmente, si no había quejas, la enmienda quedaría firme y si aparecía un planteo por inconstitucionalidad, siempre quedaba la esperanza que la Corte fallara en otro sentido, teniendo en cuenta que en la actualidad Kemelmajer ya no es parte del máximo tribunal.

Es cierto que Cornejo siempre fue partidario de avanzar en la promulgación. Lo curioso es que no lo hiciera apenas asumió la Gobernación y que lo recuerda ahora, después de que el peronismo le negara los dos tercios necesarios para sancionar la ley que declara la necesidad de la reforma constitucional y que en esa ley apareciera la cláusula de la reelección.

Una destilería, el ejemplo para salir adelante

En la Destilería Sol de los Andes, el gobernador Alfredo Cornejo puso a los anfitriones, la familia Hilbing, como ejemplo de emprendedores que necesita la provincia: "Nunca se va a salir de la pobreza estructural sin actividades que agreguen valor. Eso lo ha hecho el vino, las concentradoras de tomates, de ajo, y se está haciendo con la grapa, utilizando el orujo que muchas veces se desperdicia".

Luego dijo que "la innovación es lo que nos va a sacar de la pobreza. Cuando hablamos de pobreza miramos al Estado, a ver si el Estado lo puede resolver, pero no puede resolverlo todo; a lo sumo puede hacer una tarea de distribución, pero para eso hay que crecer, no se puede distribuir lo que no se tiene".

Los Hilbing se presentan hace varios años en el concurso “Destilatta”; en todas las ediciones ganan alguna medalla y en tres oportunidades, 2010, 2013 y 2017, ganaron la gran medalla de oro por su aguardiente de orujos de uva. Una aclaración: les llaman aguardientes y no grapa porque hay un litigio por el nombre.

Así, la fama de los Hilbing no es nueva, aunque no es masiva: “Esta familia está teniendo más reconocimientos en el mundo que en Mendoza”, decía el Gobernador, que los visitó para destacar una forma de hacer negocios y se animó a probar la “mejor grapa del mundo”.

Al parecer por su gesto tras el primer trago, la bebida no pasa desapercibida.