martes 19 de enero de 2021

Condena por joven en coma: "Somos responsables", reconoció Gustavo Cordera
Sociedad

Condena por joven en coma: "Somos responsables", reconoció Gustavo Cordera

El ex líder de Bersuit, que deberá indemnizar a Pablo Cordero -accidentado en un recital de la banda- se hizo cargo del hecho, recordó el dolor que le produjo y habló del fallo.

  • viernes, 29 de noviembre de 2013
Condena por joven en coma: "Somos responsables", reconoció Gustavo Cordera

Lejos de desentenderse del caso de Pablo Cordero y tras el fallo que lo condenó a él y al resto de los miembros de Bersuit Vergarabat (además de al municipio y al estadio Pacífico) por los daños físicos que sufrió el joven hace 10 años en un recital de la banda, Gustavo Cordera (hoy alejado de la banda) afirmó que asume la responsabilidad del hecho pero que la Municipalidad y la organización tienen gran parte de culpa en lo que pasó.

El músico lo dijo en una columna publicada ayer por el diario Clarín: "Ni bien me enteré de esta noticia judicial quedé consternado recordando todo aquello otra vez, lo que pasó en aquel recital de Mendoza. Lo que sucedió, las imágenes. Pero la verdad, la sentencia es extraña. Porque en las anteriores instancias judiciales los familiares de Pablo no acusaron a la banda", apuntó Cordera.

Y agregó: "Es que después de aquello, los músicos de la Bersuit íbamos a ver al chico. Estábamos al tanto de cómo estaba. Incluso asistimos económicamente a la familia durante un tiempo. Y después, hasta donde yo supe, entendía que Pablo estaba mejor".

Luego, quien hoy lleva adelante una carrera solista reconoció: "Pero sí claro, somos responsables. Somos responsables como una de las partes que convocó a ese recital. Otro pedazo de responsabilidad lo tiene la Municipalidad, otro la organización. Y la Policía, que se llevó al chico herido a la comisaría, en lugar de a un hospital, porque creían que estaba borracho. Esas horas que perdió Pablo antes de que lo atendieran los médicos fueron clave. Nosotros somos responsables ética, espiritual y moralmente. Vamos a pagar lo que sea necesario. Pero lo que me importa es Pablo. Estoy preocupado por el pibe".

Según pudo saber Los Andes, Cordera -ni bien se enteró del fallo condenatorio por este diario- ha intentado contactar a la familia de Pablo, que hoy tiene 30 años y vive en San Rafael como hace 10 años, cuando soñó ir a ver por primera vez en vivo a su banda favorita y terminó -víctima de una avalancha de gente- postrado y en estado vegetativo.

Por esta razón, la Corte Suprema de Mendoza resolvió hace una semana que él y su familia sean indemnizados con casi 2 millones de pesos, que tendrán que desembolsar la Bersuit, el club propietario del estadioPacífico y la comuna.