+ Deportes Viernes, 12 de diciembre de 2014 | Edición impresa

Con sus manos el Globito tocó el cielo

Emir Basabe fue la máxima figura de la victoria. Recordó y le dedicó el triunfo a su hijo Tiziano.

Por Redacción LA

Fue el héroe de la tarde puntana. Se robó todas las miradas y todos los aplausos. De propios y extraños. Estamos hablando de Emir Basabe, el arquero suplente de Huracán Las Heras, que ingresó a los 25 minutos del segundo tiempo por una contractura de Luis Bonacci, y en sus guantes el Globo besó la gloria.  


El “Pochi”, así lo conocen en el ambiente del fútbol es un arquero muy completo en todo sentido. Hizo su presentación en el fútbol grande con la camiseta de Independiente Rivadavia y después pasó por Alumni de Villa María.

Hace unos meses, lamentablemente, su bebé, Tiziano, falleció y a partir de ese momento es su angelito de la guarda. Por esta razón, con lágrimas en los ojos, expresó tras el triunfo lo siguiente: “En el último penal se me apareció la imagen de mi hijo.

Sin dudas, él fue el que me dio la fuerza para atajar ese disparo decisivo para que Huracán (se) clasificara. Uno siempre espera este momento. Por actitud y coraje el equipo continúa levantando y consiguiendo logros importantes. Esto es Huracán”.