Sociedad Jueves, 5 de noviembre de 2015 | Edición impresa

Buscan excedente de comida en eventos para dar ‘platos llenos’ a comedores mendocinos

Cuatro jóvenes decidieron replicar la iniciativa que ya se da en otras provincias. Recolectan los alimentos que quedaron sin servir y los llevan a entidades sociales.

Por Federico Fayad - ffayad@losandes.com.ar

Decidieron hacer algo por el prójimo, vieron una oportunidad y ahora la aprovechan. Cuatro mendocinos pusieron manos a la obra y hace unas semanas concretaron el proyecto “Plato Lleno Mendoza”, que consiste en recuperar comida de los caterings contratados para diferentes eventos. 

Diego Salguero, Sebastián Serer, Gonzalo Yáñez y Federico Baduí, encabezan esta original propuesta que tiene sus réplicas en otras provincias y ciudades del territorio argentino. Según informa la web del proyecto, a nivel nacional se han entregado más de 15 mil kilos de comida que, de no ser rescatada, hubiera ido a parar a la basura. 

“Pregunté a Buenos Aires si alguien estaba realizando este proyecto en Mendoza y me contestaron que no, así que me puse en contacto con Diego, que también estaba interesado en el tema y comenzamos”, explicó Baduí a Los Andes. 

“Nuestra idea era hacer algo para ayudar. Esto es práctico, sencillo y se trabaja los fines de semana, lo que no nos interrumpe nuestro trabajo diario. Además, los resultados los tenés a la vista en el acto”, agregaron. 

La comida no se tira

Baduí contó que los eventos que califican para el rescate son aquellos a los que asisten más de 200 personas, cuando la cita es sentarse a cenar o a almorzar, y unos 150 si se trata de una convocatoria “bandejeada”. 

“Es el cálculo estimado que tenemos para que valga la pena el esfuerzo del operativo, que dura aproximadamente 2 horas, dependiendo del lugar en que se encuentre el salón al que vamos. Nosotros estimamos que, por ejemplo, cuando a una fiesta asisten 200 personas a comer, termina sobrando aproximadamente 20 kilos de comida”, agregó Baduí. 

Cabe destacar que la comida que se rescata es aquella que no fue puesta en platos o bandejas, es decir, aquella que no salió de la olla. Por ejemplo el pasado fin de semana, los miembros de Plato Lleno Mendoza rescataron 80 kilos de comida de ollas y paelleras de gran tamaño que no llegaron a servirse. 

La pregunta que cabe hacerse es por qué las mismas empresas de catering no realizan las donaciones directamente. Baduí respondió que esto se debe a que les demanda una logística que no poseen y es por ello que su trabajo resulta tan útil. 

Los operativos

Los chicos, durante la semana, planean a qué evento asistirán para rescatar la comida que luego será derivada a comedores con los que ya han pactado, a su vez y previamente, la entrega de los alimentos. El sistema es sencillo, ya que el servicio de catering les indica a qué hora termina el despacho de comida y ellos acuden unos minutos antes para prepararse. 

“El trabajo fuerte lo realizamos nosotros cuatro -van a dos o tres eventos por fin de semana-, aunque estamos buscando más gente. En general, cuando vamos a la cocina de un evento, nos dan un espacio de tres metros donde vamos repartiendo las porciones en bandejas de 500 gramos o de un kilo. Eso se traslada a heladeritas y luego las llevamos a los comedores”, dijo Baduí y agregó que van ataviados con guantes, cofias y todo lo que tenga que ver con la indumentaria para el manejo de los alimentos. 

Además, cuentan con el control bromatológico de los mismos caterings y recomendaciones de Diego Salguero, ya que como es Chef, puede evaluar si la comida está en condiciones. “Nosotros recomendamos que lo que entregamos se consuma como mucho a las 48 horas. Pero hay veces que la comida llega caliente del mismo evento”, contó el emprendedor licenciado en administración al igual que Serer y Yáñez. 

Los comedores con los que trabajan, por ahora, son dos ubicados en capital: Uno en Carrodilla y uno en Rodeo del Medio. “Las condiciones para que nos contacten es que abran los fines de semana, que sean de fácil acceso y que cuenten con heladera y freezer para la conservación de lo que les llevamos”, aclaró Baduí. 

Ahora, los mendocinos, que realizan todo sin lucro económico alguno, esperan que quien conozca de redes sociales y quiera ayudarlos se contacte con ellos. También aseguraron que les sería útil la colaboración de un bromatólogo y de cualquier persona que desee ayudar con este proyecto. 

Quienes quieran consultar u obtener mayor información de proyecto Plato Lleno Mendoza puede hacerlo al mail platolleno.mza @gmail.com.