martes 9 de marzo de 2021

Fincas

Bodegueros locales invierten en viñedos en San Juan

Valle del Pedernal, Calingasta y Barreal, son las áreas más requeridas. Buscan lograr vinos premium y dicen que seguirán apostando al lugar.

  • sábado, 21 de mayo de 2016

Las más de 47 mil hectáreas de viñedos que tiene San Juan están ejerciendo atracción sobre el empresariado mendocino. Es que desde hace al menos 4 años varios viticultores de la provincia han comenzado a invertir en zonas específicas de esa provincia. Así las cosas, no sólo el negocio minero tiende a prosperar sino también los viñedos de alta calidad.

Atrás parece haber quedado el prejuicio de que al ser San Juan una zona demasiado cálida no era propicia para desarrollar vinos de alta calidad o que sólo se podía circunscribir al syrah. Es que Zuccardi, Millán (Los Toneles) y Salentein -entre otras- a las que se suman bodegas que compran pequeñas cantidades de uva en el Valle del Pedernal como Norton, son algunas de las compañías que se muestran cada vez más interesadas por la uva sanjuanina.

“Como Familia Zuccardi, en San Juan tenemos una finca de olivos en la zona de Cañada Onda. Yo personalmente soy parte de un proyecto en el que hacemos vino en el valle de Calingasta que se llama Cara Sur”, contó a Los Andes, Sebastián Zuccardi, de bodega Zuccardi.

El Valle de Calingasta está ubicado en el suroeste de San Juan, en el centro este del departamento homónimo que, según datos del Observatorio Vitivinícola Argentino, tiene 124 hectáreas de viñedos.

El empresario destacó que con Cara Sur están trabajando en el valle de Calingasta, que está entre los 1.350 y 1.750 msnm, enclavado entre la precordillera y la cordillera frontal. “La verdad es que encontramos características climáticas y de suelo muy interesantes, y vinos con un gran sentido de lugar.

Es muy diferente de lo que yo conocía de San Juan. De este proyecto somos parte Francisco Bugallo, Nuria Año -quienes viven en Barreal-, Marcela Manini y yo. Nos gustaba ir allí y a través de Pancho empecé a conocer los viñedos y descubrir el potencial del lugar, que está muy poco explorado”, relató Zuccardi.

Valle del Pedernal, la estrella

A pocos kilómetros del límite con Mendoza, el valle del Pedernal, que se encuentra dentro del departamento de Sarmiento, es una de las zonas más elegidas para invertir por los mendocinos. A la cercanía con nuestra provincia se le suma el terruño que da vinos de excelente calidad y se consiguen mejores precios que en Mendoza.

“En 2008 el ingeniero agrónomo Rodolfo Perinetti, en aquel momento nuestro consultor agronómico en San Juan, llevó a Mijndert Pon -fundador de Salentein- al Valle de Pedernal para mostrarle lo que a su entender era una propiedad excelente para comenzar un proyecto vitivinícola de alta calidad”, cuenta Andrés Arena, gerente de operaciones de bodega Salentein, empresa que comercializa su línea de vinos Pyros con estas uvas.

El empresario también relata que ya venía hablando sobre el potencial que este valle tenía para producir uvas de alta calidad enológica que dieran vida a vinos de clase mundial y con características únicas y diferentes.

“Nuevamente, como en 1996 en el Valle de Uco, la visión y espíritu emprendedor de Mijndert Pon lo llevó a comprar 360 hectáreas en el Valle de Pedernal para comenzar un proyecto vitivinícola para producir vinos que expresaran un terruño único y diferente, como era la zona alta del Valle de Uco en 1996. Así vio a Pedernal en 2008. Se compraron 360 hectáreas y se plantaron ese mismo año 80 hectáreas de malbec de primera calidad de selecciones masales de Mendoza”, detalla Arena.

Según describen los expertos, dentro del Valle de Pedernal hay diferencias importantes, tanto en altitud como en suelos. A medida que se desciende en altura, las fracciones de suelo franco, franco arenoso e incluso algunas partes con arcilla aumentan en proporción, como también lo hace la profundidad del perfil. Hay sectores en Pedernal que asemejan (o son literalmente) lechos de río, con cantos rodados de tamaño variable y sectores que poseen suelos más homogéneos y profundos.

Edgardo del Pópolo, quien es gerente general de Dominio del Plata -la bodega de Susana Balbo- asesora personalmente a varios emprendimientos de la zona. En este sentido, destacó que “lo que más atrae del valle es su clima frío y suelos. La combinación de un lugar bastante frío, tanto o más frío que el Valle de Uco, en donde el malbec madura a fines de abril, con suelos muy pedregosos que limitan el crecimiento de las plantas y, por lo tanto, determinan naturalmente una base cualitativa muy alta”.

Otra empresa que está trabajando fuertemente en el Valle del Pedernal es Millán (bodega Los Toneles). “Compramos 300 hectáreas, ya que nos habían comentado las posibilidades que daba esa zona. Además del terruño, uno de los factores determinantes para la compra fue que no había restricción para perforaciones para agua subterránea. Entonces me aseguré el agua rápidamente. Además, hoy en Mendoza es muy difícil conseguir 300 hectáreas todas juntas” comentó José Millán.

El empresario supermercadista aseguró que “valle es otra cosa, es una zona distinta. Hasta ahora, hemos plantado 100 hectáreas de malbec y cabernet franc. Se da muy bien la uva allá. Nuestros vinos Fuego Blanco, son de allí”.

Tanto Millán, como Zuccardi y Salentein, aseguran que seguirán invirtiendo en la zona.

“Los planes de Pyros Wines son a largo plazo. Comenzamos plantando en 2008 y recién en 2015 lanzamos al mercado las dos primeras líneas de vino Pyros (Barrel Selected y Single Vineyard). Este año tenemos planeado lanzar al mercado el vino ícono de Pyros, Pyros Special Blend y plantar algunas hectáreas de chardonnay y cabernet franc, variedades que -estamos convencidos- se adaptarán muy bien a este terruño. En un futuro próximo tenemos planeadas inversiones para contar con más infraestructura en la finca”, señaló Arenas.

Precio vs calidad

Históricamente las propiedades en San Juan han sido más baratas que en Mendoza pero parece que en el Valle, ahora con alta demanda, el valor se ha convertido en una barrera de entrada al negocio.

“Generalmente hablando e históricamente, las propiedades y/o las tierras en San Juan han tenido valores más bajos que en Mendoza, pero particularmente en el Valle de Pedernal los valores son muy parecidos a los que se manejan en el Valle de Uco, teniendo en cuenta que las principales propiedades en la zona son grandes en extensión y pertenecen a pocos dueños. Hoy una hectárea de viñedo, con riego presurizado, malla antigranizo y buena tecnología debería costar lo mismo en esta zona que en un muy buen lugar de Tupungato, Tunuyán o San Carlos”, comentó Del Pópolo.

Minería y agricultura

El debate sobre la convivencia de la minería y la agricultura en Mendoza es intenso, con voces a favor y en contra. Edgardo Del Pópolo, gerente general de Dominio del Plata,  destacó que “en la zona de Pedernal, que es para mí la número 1 en calidad en San Juan, la actividad minera sólo se restringe a la explotación de cal. Las caleras se encuentran en Los Berros, un pueblo a unos 20 kilómetros, lo que no ocasiona conflicto de ningún tipo”.