Arquitectura sustentable: con la naturaleza a favor

En revista ClubHouse mayo recorrimos el Art Museum de Miami, un proyecto arquitectónico que utiliza las características naturales a su favor

Arq. María Florencia Oña La Micela

Partir de las características naturales y climáticas del entorno para utilizarlas a favor de un proyecto arquitectónico potencia notablemente cualquier espacio. El Art Museum de Miami es un ejemplo de esta tendencia.

Miami es conocida por su icónico art deco district, con edificios cuya conexión con el exterior no es singularmente representativa. En cambio, lo que hace que esta ciudad sea realmente extraordinaria es su clima, su vegetación exuberante y su diversidad cultural.

Estas características pueden reflejarse en la arquitectura, como se ha hecho en un museo de arte de Miami.

En el Pérez Art Museum, las circunstancias climáticas del entorno del edificio se convirtieron en el concepto arquitectónico. Así, debido a la proximidad con el agua, el museo se eleva sobre el terreno para situarse por encima del nivel de inundación mientras el espacio debajo de la edificación se utiliza para alojar un estacionamiento a cielo abierto, expuesto a la luz y al aire fresco, lo que también sirve para facilitar la filtración natural del agua de lluvia. Por encima del nivel de las cocheras, los pilotes sostienen la plataforma del museo y se convierten en columnas que sostienen la cubierta tipo pérgola.

Con los elementos mencionados, se cubre la totalidad del sitio y se crea una gran galería sobre el espacio público, que da la bienvenida a los visitantes del museo y del parque. Frente a la bahía, una escalinata conecta la plataforma con el paseo costero.

EL EDIFICIO NO ES UNA "JOYA" AISLADA PARA LOS AMANTES DEL ARTE, ES MÁS BIEN UN ESPACIO PÚBLICO CONFORTABLE.

En un entorno muy particular, los arquitectos Herzog & de Meuron concibieron un museo con vistas generosas al exterior. En este contexto, las ventanas del edificio están retraídas y poseen listones de madera situados debajo de las vigas de hormigón con el objetivo de reducir el impacto del sol sobre el aventanamiento así como de bajar el consumo de energía eléctrica para refrigerar el lugar.

En pos de adaptar el edificio a las condiciones locales, se seleccionaron y colocaron plantas tropicales que cumplen con el propósito de crear un microclima y de reducir las temperaturas extremas a modo de amable transición entre el exterior –extremadamente caluroso- y el interior.

Las superficies de los muros de hormigón se encuentran pulidas en algunos sectores y rugosas en otros. Cerca de los vidrios, la terminación es lisa y reflejante pero cuando se enfrenta al exterior, el detalle del hormigón es poroso y expuesto.

El edificio, en vez de ser una “joya” aislada para los amantes del arte y especializados en él, se convierte además en un espacio público confortable cuya extensión ofrece una transición gradual desde adentro hacia afuera realizando un puente entre el calor y el fresco, lo húmedo y lo seco, la calle y el arte.

LA POTENCIALIDAD DEL ENTORNO

Este espacio nos muestra, a modo de bello ejemplo, que el proceso lógico de diseño es trabajar con las fuerzas de la naturaleza a favor y no en contra de ellas. Aprovechar las potencialidades del entorno para crear condiciones adecuadas es la base de una arquitectura climáticamente equilibrada que busca minimizar las tensiones innecesarias con el afuera y obtiene ventaja sobre los recursos naturales para favorecer el confort humano.

Para lograrlo, es necesario encontrar un método partiendo del análisis de los elementos climáticos del sitio seleccionado y realizar luego una evaluación de las incidencias del clima en términos fisiológicos, proveer un análisis de una solución tecnológica adecuada para cada problema de confort climático y combinar las soluciones de acuerdo a la importancia en la unidad arquitectónica.

La expresión clara del edifico expuesto a modo de ejemplo proviene de sus elementos contundentes: la cubierta, la plataforma, las columnas y la vegetación. La galería ocupa el sitio completo y el volumen del museo se aloja suspendido en el interior. Se trata de elementos capaces de dar una respuesta lógica y coherente a las características climáticas puntuales del sitio de emplazamiento.

Si querés ver más de nuestra versión digital de mayo podés ingresar haciendo click aquí

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA