jueves 13 de mayo de2021

Vecinos

Agua potable turbia por fuertes lluvias en la montaña

Aseguran que hoy se normalizará la situación. Consumo racional.

  • jueves, 29 de enero de 2015

La producción de agua potable se complicó en las últimas horas debido a las tormentas ocurridas en la alta montaña que hicieron imposible su tratamiento por la alta turbiedad con la que ingresó el recurso hídrico a las plantas potabilizadoras del Gran Mendoza.

Por este problema, el servicio estuvo afectado durante todo el día de ayer: en algunas zonas tuvieron baja presión, mientras que en otras, el agua salía turbia. Explicaron que hoy la situación se irá normalizando.

Desde Aysam (Aguas Mendocinas) pidieron hacer un uso “sumamente” responsable del agua potable. “Anoche (por el martes) ocurrieron tormentas muy grandes en las cercanías de Cacheuta. Esto ocasionó aluviones en la zona de Aguas de las Avispas con alto contenido de áridos y material en suspensión que no alcanzó a ser equilibrado con el volumen de agua que trae el Río Mendoza. Las plantas potabilizadoras del Gran Mendoza tienen una capacidad de tratamiento de una turbiedad de hasta 12 mil unidades. El agua llegó a los establecimientos con 45 mil unidades de turbiedad, tres veces y medio más de lo que las plantas pueden tratar”, explicó el titular de Aysam, Guillermo Amstutz.

El funcionario indicó que las tormentas ocurrieron entre la 1 y las 5 de la mañana, horarios en los cuales las plantas potabilizadoras comienzan a recuperar los volúmenes de agua producidos pero, debido a la turbidez del agua, tuvieron que paralizar su producción; de ahí la escasez.

Los establecimientos potabilizadores más afectados fueron Luján 1 y 2. El titular de Aysam indicó que las que tendrán dificultades reales de falta de agua son las zonas alimentadas únicamente por la Planta de Benegas, gran parte de Dorrego y un sector de Godoy Cruz, en la zona sureste.

Desde Aysam, y desde las comunas de Luján y Maipú, que son prestadoras del servicio de agua potable en esos departamentos, solicitaron a la población el cuidado  y un uso racional del agua potable para contribuir a normalizar la prestación del servicio.