jueves 9 de julio de 2020

Policiales

A Julieta la mataron a los cuatro días de desaparecida

El cuerpo de la chica, que se había ido de su casa de Maipú, fue encontrado en una ripiera de Cacheuta. Murió de un fuerte golpe en el cráneo. No hay detenidos por este caso.

Cuando el sol calentaba la mañana de ayer, en una ripiera de Cacheuta fue encontrado el cuerpo de una joven que inmediatamente fue relacionado con Julieta González, cuya desaparición había sido denunciada hace una semana.

Esto, sumado al hecho de que una campera y su DNI habían sido encontrados hace días en un lugar cercano, hicieron anticipar su identificación mucho antes de que el cuerpo fuera entregado en la Morgue Judicial de calle Lencinas, a un costado del parque San Martín.

Dejando atrás la ruta 7, ingresando al camino asfaltado que comunica con el penal de Almafuerte, el terreno es una cantera que se extiende por varios kilómetros y a ambos lados del camino y por donde circulaban casi en exclusividad camiones cargados de arena o ripio.

Justamente un maquinista que trabajaba con una pala mecánica en el movimiento de material descubrió el cuerpo, a más de 40 kilómetros de Maipú, domicilio de la joven de 21 años, cuya desaparición se remonta, como el caso de Janet Zapata al Día de la Primavera.

Tras la denuncia al 911, el lugar se cubrió de móviles, camionetas y efectivos policiales, junto con personal de la fiscalía de homicidios, con la magistrada Claudia Ríos a la cabeza.

Principio y final en 144 horas

Según lo difundido por Graciela Carrizo, mamá de Julieta, la chica salió de su casa "como a las 7", del miércoles pero "sin decir adónde iba...".

Junto a la denuncia sobre la desaparición se difundió sus fotos por Facebook, asegurando ante los medios que la joven había presentado "como novio"  a un hombre "bastante mayor que ella", pero al que no conocían.

Los días sin noticias acrecentaron la incertidumbre de la familia y la desesperación. Se habló de que Julieta había anticipado sus deseos de "viajar a Buenos Aires o Chile", a lo que se le sumo una versión que indicaba que "se había ido a La Pampa".

Sin embargo, todas esas especulaciones -que encerraban una elevada cuota de esperanza- quedaron reducidas a la impotencia y el dolor ante la peor noticia, conocida en la media mañana de ayer.

De cara al cielo

El cuerpo, semi vestido y calzado, se encontraba de cara al cielo y en ese lugar fue revisado (y desnudado) por personal de Científica, que después de horas de trabajo pericial, oportunidad en que se descartó la versión inicial de que estaba "atada de pies y manos", levantaron el cadáver y lo colocaron en la morguera, la que ingresó al Cuerpo Médico Forense a las 15.40

Allí se encontraba el hermano de Julieta, que también había estado en el terreno, pero ahora debió completar los trámites judiciales del reconocimiento formal del cuerpo.

Tras lo cual la tarea quedó reducida a la morgue, donde los forenses comprobaron que la data de muerte había sido               -aproximadamente- de 48 horas. Julieta fue asesinada a golpes. Uno de ellos, producido por un objeto pesado a la altura del cráneo, le provocó el traumatismo fatal, sumado a contusiones en distintas partes del cuerpo. El asesinato probablemente ocurrió el domingo.

También se le realizaron hisopados para poder confirmar o descartar la posibilidad de un abuso, además de tomar pruebas de ADN, cuyos resultados serán conocidos en días.

La Justicia intenta identificar al autor, para lo cual se investigan las redes sociales de la víctima, mientras que se busca su celular para realizar un rastreo de llamadas o mensajes por Whatsapp. Mientras tanto, se mantiene el secreto del sumario.