martes 2 de marzo de 2021

¿Existe el sonambulismo sexual?
Espectáculos

¿Existe el sonambulismo sexual?

Practicar sexo mientras se permanece dormido se denomina sexomnia y según la Academia de Medicina del Sueño de los Estados Unidos se trata de una verdadera patología. Qué opinan los especialistas locales.

  • miércoles, 29 de octubre de 2014
¿Existe el sonambulismo sexual?

La sexsomnia (o sonambulismo sexual) acaba de ser reconocida por primera vez como enfermedad. Fue en mayo de este año y de la mano de la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño (AASMNET), que la incluyó en su catálogo.

Argumentan: “El padecimiento forma parte del grupo de enfermedades conocidas como ‘parasomnias’, es decir, actividades motoras que se realizan dormido...Pero ¿qué significa? Que así como el sonámbulo hace movimientos complejos sin conciencia, quien sufre ‘sexsomnia’ puede mantener relaciones muy agresivas sin saber qué está pasando”.

Desde el plano local, el especialista José Luis Rodríguez, sexólogo, especialista en disfunciones sexuales, sexología clínica y médico psicoterapeuta, aclara el panorama.

El tema en lo concreto

“Como motivo de consulta acá en la provincia no lo he escuchado ni experimentado nunca. Para que se transforme en algo así tiene que provocarle problemas a alguien, es decir displacer o malestar a un sujeto y en consultorio no lo hemos visto”, detalló el sexólogo.

- ¿Sería complejo para una persona saber si lo padece, en caso de que no exista una pareja que lo atestigüe?

- La interpretación puede ser para un lado y otro, por ejemplo las poluciones nocturnas son fisiológicas en todos los varones y a cualquier edad. Si el hombre al despertarse observa que tuvo un ciclo de respuesta sexual, es decir que tuvo una erección durante el sueño (se da cuenta por la evidencia de la eyaculación) cabe preguntarse ¿cuáles de esas poluciones nocturnas comunes y corrientes, pueden ser episodios de sexsomnia?

Realmente es complicado saberlo, lo que no implica imposible. Por supuesto si la pareja lo atestigua deberían asistir ambos a tratar el tema con un especialista. Entonces el primer termómetro del sujeto es su par, ya que la persona en caso de padecer sexsomnia no tendría conciencia de esto.

- Entonces esta enfermedad ¿existe como tal?

Desde un punto de vista teórico sí, y se vincula con estados de sonambulismo

- ¿Pero se puede tener sexo y que el sujeto no se despierte de ninguna manera?

- Resulta más dudoso pero ¿cómo determinarlo? ¿Cómo saber si la otra persona no está  inventando,  o el que supuestamente padece sexsomnia no se está aprovechando de una situación y sea un abusador? Lo mejor es acudir a sexólogos y especialistas del sueño que pongan con pruebas, en blanco sobre negro lo que suceda en ese sujeto.

- ¿Qué aconsejaría como mejor opción si alguien cree que puede padecer este problema?

- Lo mejor sería que en la medida que la gente tenga indicios de que le pueda estar sucediendo esto, pueda ir al especialista para que desde la cantidad de casos se pueda aprender mucho más, y ayudar a ése y a futuros pacientes. Puede ser la punta de un iceberg
Las observaciones, más que los descubrimientos, sirven para que los sujetos que lo padezcan se animen más a consultar, ya que estamos en los inicios de algo que se ha descripto.

Gracias a los medios de comunicación, en cuanto a difusión quizá hayan más personas que se animen a hablar de esto, y en caso de que les suceda, acudir a los profesionales

Si bien hay artículos que ante el miedo aconsejan dormir separados de la pareja, hay otros tratamientos posibles para no patologizar al otro, ni convertirlo  en un delincuente, en caso de que realmente se demuestre la enfermedad.

"Existen tratamientos"

“Lo primero que hay que recomendar a una pareja que pasa por esto es que empiecen a dormir separados, al menos hasta que los episodios sean menos frecuentes”, sostuvo la jefa de la unidad de Medicina del Sueño del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro, Mirta Averbuch, que estudia el tema. “Pasa lo mismo que con el sonámbulo: lo mejor es no despertar al paciente en ese estado. El trastorno es nuevo pero existen tratamientos”, tranquiliza.

De todos modos, hay pocas investigaciones sobre el tema. Un estudio canadiense señaló que el 8% de las personas que se atienden por sonambulismo afrontan este mal. El mismo trabajo señala que la sexsomnia es más común en hombres. “El desconocimiento y la vergüenza en los pacientes evita que se sepa más. No se trata de una enfermedad relacionada con la epilepsia, como muchos creen”, aclara Averbuch.

Dijo además que los casos se detonan cuando el enfermo está expuesto a un fuerte estrés. Al igual que con los sonámbulos, la actividad motora aparece en la fase tres del sueño. El tratamiento incluye sedantes derivados de la benzodiacepina, que bloquean el sueño profundo. También terapia cognitiva y hasta cursos de relajación. CC