El regreso del diseño retro en baños modernos

Aunque el minimalismo de color blanco sigue siendo la norma, las tendencias retro están volviendo con fuerza en el diseño de baños modernos, con propietarios incorporando toques de color, patrones y accesorios clásicos.

A pesar de considerarse como un espacio más estático y tradicional en los hogares, el baño ha tenido un proceso de transformación importante a lo largo de los años. Mientras que aquellos de los años 70 se caracterizaron por colores vibrantes como el verde marino y el amarillo mostaza, los 80 introdujeron baldosas de cerámica en tonos pasteles.

Por otro lado, el siglo XXI ha puesto el ideal en superficies de mármol, acabados brillantes y accesorios plateados. Sin embargo, aunque este diseño moderno sigue siendo el protagonista, el estilo retro está reviviendo y combinándose con elementos contemporáneos para crear ambientes elegantes, pero a la vez dinámicos y con carácter.

¿Qué es el estilo retro?

Esencialmente, el término retro en el diseño se refiere a revivir tendencias de los años 50 a 80 al integrarlas en espacios modernos – ya sea a través de colores, accesorios, muebles o formas y patrones geométricos. Sin embargo, esto no significa que el diseño deba ser anticuado, sino que más bien implica una mezcla ecléctica y equilibrada entre lo antiguo y lo nuevo. Es decir, apuntar a un aspecto moderno con un sentimiento retro renovado que transmita cierta nostalgia. Hoy en día, esta versión moderna del retro es cada vez más popular entre propietarios (especialmente millennials) que se sienten atraídos por una estética más lúdica y única que se escapa del clásico lienzo blanco.

Desde accesorios clásicos hasta paredes con patrones de colores, muchos elementos de estilos pasados pueden incorporarse en los baños de hoy para lograr este diseño retro contemporáneo. A continuación, presentamos algunas tendencias que han regresado, junto con los materiales atemporales que lo han hecho posible.

Baldosas cerámicas de colores

Nada grita retro tanto como los colores llamativos, ya sea en el piso, paredes, lavamanos, inodoros o duchas. Los tonos pastel como el azul polvoriento, el menta y el color salmón hicieron su aparición en los baños de los 80, proporcionando ambientes enérgicos al combinar tonos aparentemente incompatibles. Aunque esta paleta de colores pasó de moda en los 90, ciertamente está volviendo. Pero en lugar de generar espacios totalmente saturados, los baños modernos en su mayoría están integrando algunos toques de color con baldosas de cerámica.

Muchas casas modernas encapsulan esta estética, tal como una pequeña casa de granito donde baldosas de color verde pálido revisten la ducha y muros del baño. Del mismo modo, la Casa L&W cuenta con interiores totalmente blancos, pero incorpora una ducha de estilo retro revestida con baldosas cerámicas de color menta, un tono muy popular en los baños de los años 70 (que incluso apareció en películas emblemáticas como El Resplandor).

Otros ejemplos incluyen proyectos no residenciales como Lavabo Tri Suave o estos baños mixtos sin distinción de género. Ambos utilizan baldosas de color rosa pastel (ya sea en el suelo o en las paredes) que fueron tendencia en los años 50, generando espacios contemporáneos reconfortantes con un toque retro.

Gracias a su versatilidad y atemporalidad, las baldosas de cerámica se han utilizado en los baños durante décadas. Además de ser duraderas, ligeras y de bajo mantenimiento, abarcan una amplia gama de colores, tamaños, formas y acabados, ofreciendo una gran flexibilidad de diseño para diversas aplicaciones. De esta forma, se pueden personalizar según la decoración deseada del espacio, haciendo posible este estilo retro modernizado.

Accesorios llamativos con acentos metálicos

Cuando se trata de accesorios o aparatos de baño, conceptos como “vibrante” o “llamativo” no vienen inmediatamente a la mente. Pero una tendencia creciente de lavamanos, bañeras e inodoros de colores con acentos dorados probablemente dejará eso en el pasado. Inspirados en los años 50 y 60, tonos como el rosa chicle y el turquesa están regresando e integrándose con formas modernas y minimalistas.

Por su parte, los accesorios cromados han dominado por mucho tiempo en baños modernos, dejando atrás el latón pulido dorado de décadas pasadas. Pero, en la actualidad, los tonos dorados vintage han resurgido, ya sea en tonos bronce champán u oro cepillado – y en acabados naturales, mates o brillantes. La tendencia dorada está presente, por ejemplo, en griferías, duchas y accesorios que, insertos en ambientes coloridos, transmiten una sensación retro con un giro moderno.

Con esto en mente, fabricantes como la empresa británica Kast han desarrollado una nueva versión de sus tradicionales lavamanos de hormigón pigmentado. Debido a la gran versatilidad y flexibilidad del hormigón, éstos ofrecen superficies talladas, texturas únicas y colores vibrantes que – especialmente al combinarse con elementos dorados – transmiten una fuerte influencia retro. De este modo, basta con añadir solo algunos elementos de inspiración retro para reflejar el estilo.

Patrones únicos

Inspirado por el movimiento del Arte Pop, el diseño de interiores de los años 60 se caracterizó por texturas expresivas, formas geométricas y colores saturados. Por lo mismo, también surgen patrones únicos en paredes y suelos, ya sea mediante el uso de baldosas de cerámica, terrazzo y papel mural.

Hoy en día, estamos viendo el regreso de estos patrones dinámicos en baños modernos, integrando formas únicas y esquemas de colores retro. Tal es el caso de la Vivienda Fagerstrom, donde los arquitectos cubrieron el baño de baldosas verdes que en conjunto configuran un atractivo patrón hexagonal. De forma similar, el baño renovado de la Casa HC incorpora un patrón geométrico de baldosas tipo “panal” con distintos tonos de amarillo.

Además de las baldosas de cerámica, el terrazzo fue una enorme tendencia en los hogares de los años 50 y 60, hasta que pasó de moda en la época disco. Sin embargo, no tardó en resurgir en el diseño contemporáneo, sobre todo por su durabilidad, flexibilidad de diseño y facilidad de instalación. Mientras que algunos baños modernos, como el de la Casa P, integran coloridas superficies de terrazzo, otros como el de la Casa Rosada de Gatos utilizan un papel mural que imita el aspecto retro del material.

Al igual que en la moda, las tendencias de diseño siempre vuelven; pero para sobrevivir, deben reinterpretarse, refrescarse y combinarse con elementos modernos. En el caso de los baños, la clave está en equilibrar las tendencias retro con estilos y configuraciones contemporáneas y minimalistas. Sólo así pueden ser únicos y de inspiración vintage, pero aún así encajar en edificios más actualizados.

Fuente: Plataforma Arquitectura

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA