lunes 19 de abril de2021

Arquitectura

Confort y el bienestar en espacios pequeños

Parte de la sensación de confort y bienestar en un ambiente interno está relacionada con factores externos a la edificación, como la iluminación y ventilación natural. Pero otra parte está directamente asociada a la distribución espacial interna y las sensaciones provocadas en los habitantes de dicho espacio a través de la arquitectura.

  • domingo, 4 de abril de 2021

Conciliar todos los factores que aportan un mayor confort y bienestar en los espacios interiores es siempre un reto en un proyecto arquitectónico, especialmente en ambientes con áreas pequeñas, donde el espacio debe aprovecharse al máximo y no siempre existe la posibilidad de prever grandes aperturas en el exterior o ni siquiera para albergar todas las funciones del programa de forma convencional.

En estos casos, se puede pensar en una serie de soluciones en términos arquitectónicos para promover una mayor sensación de bienestar para las y los habitantes del edificio. A continuación presentamos algunas de las estrategias que se pueden utilizar en proyectos de pequeña escala, con el fin de garantizar un mayor confort en cuanto a iluminación, ventilación, homologación del espacio y bienestar de quienes lo habitan.

Iluminación y ventilación natural

Las ventanas, como uno de los principales medios de conexión entre el interior y el exterior en un proyecto arquitectónico, tienen la doble función de iluminar y ventilar los ambientes. Estas cualidades son muy valoradas en ambientes con áreas reducidas, por lo que es importante que estén bien dimensionados y posicionados a partir de estudios de ventilación y la trayectoria solar, combinados con las necesidades del lugar.

Mobiliario flexible y polivalente

En proyectos con un área pequeña, la flexibilidad es una palabra clave. Escaleras utilizadas como armarios, mesas retráctiles, camas con cajones empotrados y muebles con ruedas son algunos ejemplos de soluciones recurrentes en espacios con área reducida para ahorrar espacio y resolver más de una función en un solo elemento.

FEDERICO VILLA

Vegetación

La humanidad tiene una dependencia instintiva de la naturaleza, lo que alimenta la búsqueda de estar de alguna manera cerca de ella. En áreas pequeñas, una alternativa para ahorrar espacio y aún aprovechar la influencia de la vegetación en el bienestar de quienes habitan es incorporarla de manera suspendida.

Marcelo Donadussi

Techos altos

Ambientes con techos altos, además de permitir un mayor aprovechamiento del espacio a partir de la creación de entrepisos y espacios de almacenamiento de mayor altura, también ayudan en la ventilación de ambientes interiores a partir del efecto chimenea.

Tonos claros

Los colores pueden alterar la percepción de los espacios interiores, y un gran ejemplo es el uso de colores claros en las superficies de un ambiente como forma de brindar una sensación de mayor amplitud.

Materiales calientes

Mientras que los tonos claros y fríos pueden ayudar en la mayor sensación de confort en los espacios interiores a partir de la mayor sensación de amplitud, los materiales más cálidos como la madera, los tejidos y los cerámicos pueden brindar una mayor sensación de acogida, sin necesariamente traer la sensación de vivir en un espacio más amplio.

Tabiques móviles y ligeros

Los tabiques móviles y ligeros, ya sean cortinas, paneles u otras posibilidades de separación flexible de ambientes, tienen una gran ventaja en espacios de reducidas dimensiones. Cuando están completamente abiertos, estos elementos promueven una mayor integración entre los espacios, mientras que, cuando se mantienen cerrados, ocupan menos espacio en comparación con las alternativas tradicionales de división de habitaciones, como las paredes de mampostería o paneles de yeso.

Fuente: Plataforma Arquitectura