jueves 26 de noviembre de 2020

Alta montaña y su postergado desarrollo
Editorial

Alta montaña y su postergado desarrollo

La zona de cordillera, a lo largo del eje que marca la ruta nacional 7, es de enorme belleza y grandes posibilidades comerciales.

  • martes, 25 de septiembre de 2018
Alta montaña y su postergado desarrollo

Es preciso señalar la necesidad de apuntalar uno de nuestros principales destinos turísticos, alta montaña, que es muy visitada por viajeros y el habitante de este suelo. Pero, pese a esfuerzos de los comerciantes y asociaciones turísticas que empujan el crecimiento de esa zona, la región que es cruzada por la ruta nacional 7 sigue limitada, con servicios que no se encuentran a la altura de los tiempos que corren y con una manifiesta falta de planificación.

Hay intenciones de aportar mejoras por parte de la Provincia, a través del Ente Mendoza Turismo (Emetur) y la Municipalidad de Las Heras, pero hasta que no se vean materializadas, las carencias suman más que los logros. Ni siquiera ser base del espectacular Parque Provincial Aconcagua permite que el área tenga crecimiento y desarrollo, como ocurre en los parques nacionales de otras partes del país. Sí sumamos el aporte permanente de la Dirección Nacional de Vialidad.

Y no es que no haya presencia de turistas a lo largo del Corredor Bioceánico, que sido muy frecuentado en el período invernal que finaliza. 
Desde la Cámara de Turismo de Uspallata y Alta Montaña admitieron que hubo una presencia importante de visitantes, además de flujo de viajeros y transportistas de carga internacional. Sin embargo, no todos se van conformes de la zona porque faltan servicios básicos (como baños públicos y el hecho de contar con una sola estación de servicios en kilómetros).

También atrasan el semiabandono de la villa fronteriza de Las Cuevas y el mal momento de otra población emblemática, Puente del Inca, que dejó de contar con su tradicional hostería y que no puede exhibir en todo su esplendor el monumento natural del lugar y sus afamadas aguas termales. Ni siquiera se dispone de un adecuado estacionamiento.

También atrasa y pesará más a futuro, si no se soluciona, la situación judicial por la cual atraviesa la sociedad anónima Los Penitentes y la caducidad del contrato de concesión con el Estado provincial.

Asimismo, la naturaleza no acompañó. Las precipitaciones fueron escasas, llegando a tan solo 30% de la media para este invierno. Con gran sacrificio, los centros de nieve han podido operar entre 20 y 30 días, cantidad insuficiente para mantener las fuentes de trabajo y satisfacer como corresponde a quienes nos visitan.

Otras situaciones planteadas en el área fueron los cortes de luz, el colapso de cloacas, cañerías congeladas y poca presión de agua.

Desde el ya citado Emetur se habla de mejoras; algunas son sencillas. Por ejemplo mantener asegurada la asistencia médica en el centro de salud de Puente del Inca y asegurar operativos viales coordinados cuando la gente se vuelca masivamente a la montaña.

Obra fundamental para el Corredor Bioceánico será la renovación del Sistema Cristo Redentor, que comenzará con la recuperación del túnel Caracoles y continuará con la refuncionalización del paso actual. Con plazos inciertos de licitación y comienzo de obra, se habla también de construir una cuarta vía turística. Asimismo se está haciendo un relevamiento para saber en qué puntos hay peligros de avalanchas y así construir infraestructura de protección.

En síntesis, mucho está por hacerse  y si bien esta temporada ya está terminada, ahora debería potenciarse el ciclo de primavera y verano. Los expertos de la zona piensan que ha llegado el momento de transformar a la alta montaña mendocina en un gran parque de aventura, con actividades para todo tipo de público y segmento etario, que impulse rápidamente la actividad turística.

Todo ello sumado a una urgente mejora de la infraestructura de servicios básicos tales como centro de salud, comunicaciones, combustible, sanitarios públicos, estacionamientos y otras prestaciones, en la actualidad bastante ausentes.