viernes 18 de septiembre de 2020

A 365 días del centenario: el Tomba cumple 99 años de vida
+ Deportes

A 365 días del centenario: el Tomba cumple 99 años de vida

Hoy, el club Godoy Cruz Antonio Tomba está de festejos. El amor al barrio, más firme que nunca.

A 365 días del centenario: el Tomba cumple 99 años de vida

Noventa y nueve años pasaron desde que, empujados por el amor a un barrio, por las ilusiones juveniles y por el romanticismo de aquellos viejos buenos tiempos, un grupo de muchachos se unió para fundar un club al que llamaron Sportivo Godoy Cruz. Noventa y nueve años pasaron desde aquel 1 de junio de 1921. Seguramente, ni el más optimista de ellos debe haber imaginado en ese entonces hasta donde iban a extenderse sus sueños, hasta dónde iba a proyectarse lo que nació como una forma de "jugar a la pelota" de manera más ordenada, bajo una denominación.

Noventa y nueve años pasaron… noventa y nueve años de alegrías (y tristezas), de grandeza, de cracks, de héroes, de gambetas, de goles, de campeonatos, de ascenso, de vueltas olímpicas, de tribunas apretadas, de hitos históricos, de alaridos, también de amarguras. Noventa y nueve años, al fin de cuentas, de una pasión. De un sentimiento. Porque Godoy Cruz es mucho más que un equipo de fútbol. El Tomba es el color y el calor de un pueblo que aprendió a reír y a llorar, a gozar y a sufrir, con los dictados que vienen desde la cuna.

El cuadro de situación se repetía. Era una constante. Gran entusiasmo, bohemia e ilusión eran los motores que empujaba a una generación de aventureros visionarios. Un bar, una plaza, el puerto (en Buenos Aires, por supuesto) o la casa de algún potencial fundador eran los lugares elegidos para comenzar a prefigurar el incipiente destino de gloria. Godoy Cruz no fue la excepción…

Una fría mañana del 1 de junio de 1921 nació a la vida lo que hoy es Godoy Cruz Antonio Tomba. En un salón del entonces bar "Victoria", que quedaba en la calle Colón 41, un grupo de entusiastas deportistas (Antonio Balart, Tovia Cogni, Rolando Testaseca, Pedro Fluxa, Ramón Bernet, Pedro Tangarelli, Lorenzo Resarino, Adriano Urbisaglia, Jorge Miguel, Aldo Testaseca, Victor Brizuela y Romeo Garay), que soñaban con un club de fútbol, concretaron la feliz iniciativa de constituir una entidad a la que denominaron "Club Sportivo Godoy Cruz".

En esa misma reunión quedaron electos los miembros de la comisión directiva, siendo don Romeo Garay el primer presidente electo, aunque al poco tiempo fue reemplazado por Adolfo Barnabó. En el acta de fundación se había dejado expresa constancia que con los primeros fondos que pudieran reunirse debían comprar una pelota de fútbol y un sello con el nombre de la sociedad. Además, todos los esfuerzos debían estar destinados a conseguir un terreno para la cancha.

Al año siguiente, el Sportivo Godoy Cruz se afilió definitivamente a la Liga Mendocina de Football y quedó registrado como club fundador. Se inscribió en dos divisiones (Intermedia y Tercera) y logró el ascenso al círculo superior tras ser campeón de Intermedia. Y aquí surge por sí sólo un dato que ningún hincha bodeguero puede desconocer: Desde aquel día, conserva la categoría y es el único club en todo Cuyo que nunca descendió en la Liga Mendocina de Fútbol.

El primer partido

En 1921 dos asociaciones agrupaban a las entidades futbolísticas de Mendoza. Estaban la Unión Mendocina de Football, que era la más antigua, y que estaba a punto de desaparecer, y la Liga Mendocina de Football, que es la actual Liga Mendocina de Fútbol. Esta última era amateur y el nuevo club se enroló en la misma.

Un 6 de noviembre de 1921 el entonces Club Sportivo Godoy Cruz concretó su primer partido amistoso. En condición de local, en su cancha de la Plazoleta Barraquero, enfrentó a Correos y Telégrafos y venció uno a cero. La formación de Godoy Cruz fue la siguiente: J. Araya; E. Bustamante y Atalivar Tomba; F. Márquez, J.A. Paredes y R. Mercado; J.A. González, M. Orquera, A. Campoy, F. Gambarte y A. Barnabó. Como suplentes: S.R. Ramírez, Nicolás Comizzo y F. Pérez.

Un segundo amistoso se programó para el 12 de noviembre, también en la desaparecida cancha de la Plazoleta Barraquero, esta vez ante el cuadro de Nuevos Rumbos. Godoy Cruz que perdió dos a cero formó con: J. Araya; E. Bustamante y A. Tomba; J. A. Paredes, A. Barnabó y R. Mercado; J. Conesta, J. A. González, A. Campoy, M. Orquera y S. Ramírez. Como suplentes: P. Márquez, F. Gambarte, F. Della Motta y Nicolás Comizzo.

Se recuerda que ese mismo año, más precisamente un 27 de octubre de 1921, se admitió como arquero a Eduardo Castellani, quien luego sería un gran arquero de la institución. Y un 5 de diciembre la asamblea aprobó el nombramiento de don Feliciano Gambarte como profesor de boxeo del club, además de convalidar el primer balance del Sportivo Godoy Cruz.

Nace el Club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba

Durante la temporada futbolística de 1929, el Club Deportivo Bodega Antonio Tomba (había nacido en 1889 por iniciativa de sus obreros), ubicado en el departamento de Godoy Cruz, presentó una idea: la fusión. Ese fue el punto de partida para que en el ambiente departamental ya se hablara de una posible unión.

El gran anhelo de la fusión se concretó en 1930 cuando el Club Sportivo Godoy Cruz y el Club Deportivo Bodega Antonio Tomba alcanzaron la unidad y se hicieron uno sólo. Así nació el Club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba.

En el mes de julio se inauguró en la misma sede la cancha de básquetbol y el club se afilió a la Federación Mendocina de ese deporte.