• Portada
  • Últimas noticias
  • Edición impresa
  • Sociales
  • clasificados
  • Fúnebres
  • Archivo
  • Comunidad

Reinas y "acomodo": la delgada línea entre el mito y la realidad

En el imaginario popular está instalada la idea de que la elección tiene un tinte político. Reinas, intendentes y allegados a la celebración aseguran que es imposible, pero ninguno niega que el rumor está presente en cada fiesta anual.

viernes, 04 de marzo de 2011
Reinas y "acomodo": la delgada línea entre el mito y la realidad

La actual reina Flor Destefanis pertenece a una comunda del PJ al igual que la reina anterior Candela Carrasco.

Claudio Barros -- cbarros@losandes.com.ar

Dicen que las brujas no existen, pero que las hay, las hay. La misma analogía puede aplicarse a la elección de la Reina Nacional y su vínculo con el color político de turno. Nadie asegura haber visto un arreglo entre una comuna oficialista y el gobierno de turno, pero más de uno reconoce que es una idea fija en la sociedad mendocina.
 
Incluso las mismas candidatas sostienen el mito con declaraciones ambiguas en las que señalan algo así: “Yo pensaba que había acomodo, pero ahora me di cuenta de que en mi departamento no. Igual sigo pensando que puede haber acomodo para elegir a la Reina Nacional”.

Mentiras verdaderas

La pregunta que genera la leyenda es ¿qué ganancia política puede tener un intendente posicionando una candidata comunal como Reina Nacional? “Una Reina Nacional no le suma al intendente en forma personal, sino que le suma a la provincia principalmente”, manifestó el ex intendente de Luján, Omar de Marchi y agrega: “Es más mito que verdad porque no lo veo posible. No me parecería serio que un gobernador aceptara eso y si existiera esa práctica ya se hubiera deschavado”.

Quizá también alimentó la fábula el entusiasmo de algunos municipios al tener una candidata con potencial. “Creo que hay intendentes que se sienten orgullosos de sus reinas, pero de ahí a que las acomoden políticamente no creo que suceda. Nosotras votamos y nunca nos han presionado para elegir a alguna chica en particular”, aseveró Josefina Di Pietro, presidenta de la Comisión de Reinas Nacionales de la Vendimia (Corenave). La institución que ayudó a crear nunca ha recibido una queja o denuncia formal y eso, según la comisión, es una prueba de que no pasa del simple rumor.

La dinámica de la votación es la explicación de más peso lógico para las personas que desde hace años están vinculadas a Vendimia. “Los que eligen a la Reina Nacional son los invitados especiales que son independientes porque la mayoría no son funcionarios. Ese tipo de especulaciones perjudican a las chicas”, comentó Gladys Masi, una ex funcionario de Cultura con años de experiencia vendimial. Masi estuvo a cargo del ahora desaparecido Pacsem (Programa de Actividades Culturales y Socio Económicas de Mendoza) y según relató la sospecha del voto cantado existe desde siempre.

“Quienes eligen a la Reina ven a las chicas durante una hora y media, un día antes de la elección. Es un mito falso”, aseguró Alejandra Gamboa, coordinadora de las reinas nacionales. “En la calle se mueve ese sentimiento de que todo está arreglado. Todos los días le explico a la gente que no es así”, agregó.

Lobby si, arreglo no

El lobby o presión marketinera es una práctica mucho mejor aceptada. Imprimir afiches, llevar hinchadas, regalar cosas a la gente y otros métodos proselitistas no dan votos directos, pero hacen ganar el favoritismo de la gente, algo que a veces los votantes terminan eventualmente teniendo en cuenta. “El lobby me parece muy bien porque da a conocer a las chicas y al departamento”, sostuvo Josefina Di Pietro.

“Las chicas no hablan de política aunque sí tienen la idea de que gana la que hace mejor lobby. Ahora han cambiado la mentalidad, pueden ser monísimas, pero si un intendente no las acompaña no llegan lejos”, afirmó Gamboa.

La raíz del mito muchas veces es atribuida a los padres de las chicas. Muchos encuentran en la denuncia de “acomodo” una mejor excusa que la eliminación de sus hijas simplemente porque los votantes prefirieron a otra. “Yo creo que tiene que ver con el sentir de cada uno. Creo que se dicen estas cosas cuando no se llega al primer lugar. Siempre hay apoyo municipal, pero si alguien piensa que hay otra cosa no es así”, dijo Silvia Yánez, coordinadora de reinas de Las Heras.

La gran pregunta entonces es: si nadie vio nada ¿de dónde sale la leyenda? Gisela Campos, Virreina Nacional de 2005 fue testigo de una polémica y especula una respuesta: “Se dijeron muchas en el año que me tocó estar como candidata y hubo revuelo, pero creo que fue porque muchos intendentes hablaron de más y eso a veces genera conflictos. Si hay algún arreglo no sé como es y yo no lo he visto”.

Los resultados de las vendimias desde que volvió la democracia también consolidan el mito popular. Si tomamos en cuenta las reinas ganadoras desde 1984 hasta la fecha podemos fácilmente observar que en 26 Vendimias, 19 soberanas nacionales pertenecían a comunas oficialistas, lo que representa casi 73% de “coincidencias”.

Hoy la única preocupación de las candidatas es disputarse el gusto del público y aunque todavía faltan algunos días para saber quién será la Reina Nacional, las especulaciones -a pesar de las lógicas explicaciones- siguen tan vigentes como siempre.

Números que no mienten

Si se tiene en cuenta el signo político de la comuna ganadora respecto al gobierno provincial de turno desde 1983 -cuando volvió la democracia- se observa que la coincidencia alcanza 73%.
 
Año  Reina                                                    Comuna    Provincia
1984 Nora Stocco (Tunuyán)                              UCR         UCR
1985 Suspendida por el Terremoto                     - -
1986 Estela San Sebastián (Santa Rosa)             PJ            UCR
1987 Sandra Martelossi (San Carlos)                  UCR         UCR
1988 Marcela Gaua (Tunuyán)                            PJ            PJ
1989 Claudia Martínez Viademonte (Luján)          PJ            PJ
1990 Viviana Lucero (Rivadavia)                         PJ            PJ
1991 Patricia Cecconato (Malargüe)                    UCR         PJ
1992 Viviana Carcereri (San Martín)                    PJ           PJ
1993 Mariana Bosco (Guaymallén)                      PJ            PJ
1994 Ma. de los Ángeles Massi (G. Cruz )            PJ            PJ
1995 Andrea Parisenti (Las Heras)                      PJ            PJ
1996 Lorena Lorca (La Paz)                               UCR          PJ
1997 Marinés Babuggia (Guaymallén)                 PJ             PJ
1998 Cecilia Fornara (San Rafael)                      PJ             PJ
1999 Milagros Lo Bello (San Carlos)                    UCR         PJ
2000 Carina Guerrero (Alvear)                           UCR        UCR
2001 Jésica Tolín (Maipú)                                  PJ          UCR
2002 Noelia Blanco (Tupungato)                         UCR       UCR
2003 Anabel Molina (Godoy Cruz)                       UCR       UCR
2004 Dana Otero (Rivadavia)                             UCR       UCR
2005 Nuri Donnantuoni (San Carlos)                   PJ          UCR
2006 Andrea Soledad Reina (Maipú)                   PJ          UCR
2007 María Paula García (Guaymallén)                UCR       UCR
2008 Florencia Moreno Tous (Tupungato)           PJ           PJ
2009 Candela Carrasco (San Martín)                  PJ           PJ
2010 María Flor Destefanis (Santa Rosa)            PJ           PJ

Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados