• Portada
  • Últimas noticias
  • Edición impresa
  • Sociales
  • clasificados
  • Fúnebres
  • Archivo
  • Comunidad

¿Te acordás de todas las reinas?

En 1936 se eligió a la primera soberana de Mendoza: Delia Larrive Escudero. Repasá en estas fotos quiénes fueron todas nuestras soberanas.

sábado, 12 de febrero de 2011
¿Te acordás de todas las reinas?

María Flor Destéfanis de Santa Rosa, actual soberana.

Las primeras

En el siglo XIX Mendoza ya festejaba el fin de la cosecha: la llamada “Fiesta de las Chinas” era una fiesta que se hacía en galpones, en las que había música, baile y comidas típicas. Pero la primera fiesta con elección de la reina nacional, tal y como la conocemos hoy, se hizo en 1936, impulsada por un inmigrante español llamado José Trianez Díaz. Ese año se elegió la primera reina vendimial: Delia Larrive Escudero, de Godoy Cruz. Hace click en cualquiera de las fotos y mirá todas las reinas.

La bendición de los Frutos

Para agradecer a Dios la cosecha, cada año los mendocinos organizamos la Bendición de los Frutos, un ritual que data de 1938. Ese año, el gobierno decretó que la Virgen de la Carrodilla era la “patrona celestial” de los viñedos locales. Este ritual, sagrado para los mendocinos, se hace una semana antes de la elección de la Reina Nacional de la Vendimia.

Carrusel y la Vía Blanca

El Carrusel y la Vía Blanca son desfiles únicos en el mundo: la noche y el mediodía anterior a la elección de la reina, las candidatas desfilan por la calle en carros coloridos carros alegóricos. Amén de ver a las reinas, la gente puede llevarse uvas, sandías, melones, vino y hasta agua y dulces. Cada departamento reparte lo que mejor produce, por lo que estos son los únicos desfiles callejeros en los que además de festejar se lanza comida y bebidas al público.
El primer carrusel se hizo en abril de 1936, en la rotonda del Parque San Martín. Según las crónicas de la época, asombró por lo novedoso y original. Desfilaron llamas, burros, caballos y carretas, y al final sobrevolaron el lugar dos aviones de la Fuerza Aérea. La Vía Blanca nació tres años después el nombre de “corso de los carros alegóricos”.

El teatro Griego

El Teatro griego Frank Romero Day es desde 1963 el escenario de la Fiesta Central. El recinto permite albergar a los 21.686 espectadores, pero otros miles miran la fiesta desde los cerros que rodean al teatro.  

El nombre original del teatro griego fue anfiteatro del Cerro de la Gloria o gran teatro al aire libre del Cerro de la Gloria. La obra fue diseñada y construida por el arquitecto Daniel Ramos Correas, quien en 1940 fue designado director de bosques y parques.

El teatro griego es único en la Argentina, tiene 120 metros de boca escénica y el respaldo de dos kilómetros de cerros. La amplia plataforma que cumple la función de escenario, semeja una gran bandeja y se halla separada de las gradas por una fuente de agua. Los cerros circundantes están bautizados por don Abelardo Vázquez como: Cabernet, Pinot, Semillón y Vinagre.

Múltiples escenarios, que pertenecen a la masa construida, se habilitan simultáneamente con una superficie total de 900m2 a los que se le agregan escenarios circunstanciales según necesidades. El proscenio central tiene 60m. de boca lo que permite una visión de 180° de la Fiesta Magna.

Marcha de la Vendimia

La primera grabación de la marcha “Mendoza” estuvo a cargo de Hugo del Carril. La que normalmente se escucha fue realizada en los estudios discográficos Odeón de Buenos Aires con la orquesta de Francisco Canaro y la voz del intérprete de tangos Alberto Arenas. La canción es parte del folklore de la Fiesta y una de sus notas distintivas y características.
El 2 de mayo de 2001, por ley nº 6897, se estableció imponer al escenario mayor del Teatro griego Frank Romero Day, el nombre de los autores de la marcha de la Vendimia: Egidio Pittaluga, Guillermo y Horacio Pelay.

Canto a Mendoza (Marcha de la Vendimia)
Letra: Guillermo y Horacio Pelay.
Música: Egidio Pittaluga.

A Luján, Las Heras, Rivadavia y Tunuyán;
A Maipú, Lavalle, Tupungato y Godoy Cruz,
San Carlos, Guaymallén, a Malargüe cantaré,
A Junín, La Paz, San Rafael y San Martín.
Mendoza,
Tierra del sol y del buen vino...
Mendoza,
La de los andes infinitos...
Mi tierra,
La de las dulces mendocinas...
Mendoza,
La que acunó la libertad.
Un rumor de acequias va arrullando a la ciudad,
Que prestó también su colorido a mi cantar.
Con General Alvear y Santa Rosa son,
Por igual, orgullo y esperanza provincial.
Mendoza... Mendoza... Mendoza...
Mendoza!

Más notas de esta sección
  • Cuando la corona se vuelve una obsesión

    Cuando la corona se vuelve una obsesión

    Hay candidatas que se presentaron en más de una oportunidad. Algunas incluso compitieron en cinco ocasiones y por distintos departamentos. Enterate quiénes son.

Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados