• Martes, 19 de abril de 2011

Wikileaks: EEUU ayudó a Israel a silenciar investigación sobre crímenes de guerra en Gaza

Los cables revelan que la embajadora de EEUU ante la ONU operó para frenar la investigación, que denunciaba abusos de Israel contra palestinos.

AFP
Ver galería
imagen
Estados Unidos operó entre bambalinas para ayudar a Israel a contener investigaciones de la ONU sobre posibles crímenes de guerra en la guerra de Gaza de 2008-2009, reportó el martes la revista Foreign Affairs en base a cables filtrados por Wikileaks.

Los cables detallan los pasos dados por la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice, para evitar una investigación exhaustiva de los abusos denunciados en ese conflicto.
Unos 1.400 palestinos y 13 israelíes murieron en una ofensiva israelí de tres semanas entre diciembre de 2008 y enero de 2009 que apuntaba a frenar los ataques de cohetes palestinos contra su territorio.

Según un cable, el 4 de mayo de 2009, Rice habló tres veces con el secretario general de la ONU Ban Ki-moon para urgirlo a eliminar la recomendación dada a una comisión de investigar ampliamente ataques a locales de la ONU en Gaza.

Rice "remarcó la importancia de contar con un documento adjunto que dejase en claro que no se necesitaban más acciones y que el caso debería ser cerrado", dice el cable diplomático estadounidense.

Ban dijo que su personal estaba trabajando con la delegación de Israel y "la llamó luego que el documento fue concluido para informarle que creía que se había logrado un texto satisfactorio".
Más adelante en ese mismo año, Israel y Estados Unidos emprendieron un esfuerzo similar cuando el Consejo de los Derechos Humanos designó una comisión investigadora encabezada por el jurista sudafricano Richard Goldstone.

Esa investigación coincidió con las gestiones de Washington para reanudar las conversaciones de paz israelo-palestinas y en otro cable Rice vinculó las dos cosas durante una reunión con el vicecanciller israelí Danny Ayalon.

Rice le pidió "que nos ayudase a ayudarlos en el progreso del proceso de paz indicándole que el informe (de Goldstone) sería más fácilmente manejable si había algún progreso".

El informe Goldstone dijo haber encontrado evidencias de que tanto israelíes como palestinos habían cometido crímenes de guerra y posibles crímenes contra la humanidad y demandó investigaciones independientes.

Hace dos semanas, Goldstone se distanció del informe. Dijo que nuevas informaciones sobre las acciones militares israelíes, lo llevan a creer que se equivocó al indicar que Israel atacó a civiles durante el conflicto de 22 días.