• Viernes, 8 de julio de 2016
  • Edición impresa

Pasión de multitudes: a sala llena para escuchar a Felipe Pigna

En la previa de los festejos por el Bicentenario de la Independencia hubo actividades que involucraron de distintas maneras a mendocinos de todas las edades. El objetivo: honrar a los patriotas que en 1816 hicieron historia en Tucumán. Desde hoy, la agenda invita a disfrutar -al aire libre- patios de comida y espectáculos en toda la provincia.

Federico Fayad - ffayad@losandes.com.ar

El fervor por los 200 años de la Independencia de nuestro país se vive en cada presentación relacionada, cada evento, cada bandera que ondea en los balcones de las casas.

En este contexto, el historiador Felipe Pigna presentó su último libro “Manuel Belgrano - El hombre del Bicentenario”, ante una multitud que se reunió en el hotel Park Hyatt  para escucharlo. 

A las 19 ya era notable la gente que hacía fila  sobre calle Chile para entrar al evento y, de hecho, continuaba por Sarmiento hacia el oeste. Con el correr de los minutos, los mendocinos comenzaron a llegar a la convocatoria y así, unos 400 espectadores recibieron a Pigna con un caluroso saludo pese a las bajas temperaturas del exterior. Luego sería el turno de las fotos y los teléfonos en alto que registraron la charla del historiador con el periodista Andrés Gabrielli. 

 

Fanáticos

“Todas las veces que ha venido lo hemos ido a ver. Lo seguimos a todos lados porque es muy interesante lo que dice.

Siempre habla de los valores, de que hay que salir adelante”, dijeron Mary Thierry y Marta Pisculic, quienes llegaron a primera hora y pudieron conseguir uno de los mejores lugares disponibles del salón. 

“Aprendés cosas diferentes de la historia, te enseñan hechos distintos a los que se escucha en las escuelas y la verdad es que sus presentaciones son bárbaras”, continuaron las mujeres a las que se sumó otra que prefirió no identificarse que dijo en tono crítico y al borde de la protesta que: “Estamos en una sociedad decadente y esto sirve para informarnos un poco mejor”. 

Los niños también acudieron masivamente. De hecho, muchos acompañaron a sus padres y aprovecharon para escuchar el testimonio de Felipe Pigna de primera mano. “Te cuenta cosas verdaderas de la historia. Y también aprendés nuevos acontecimientos”, explicó Francisco Rodas (10) que asiste al colegio San Luis Gonzaga y estuvo acompañado junto a su mamá y su hermano Santiago, de 8 años. 

Olga Olmos, de Ciudad, admitió que es la primera vez que tenía la oportunidad de observar a Pigna y aprovechó el encuentro del hotel céntrico. “Me gusta mucho la historia argentina y lo he visto en canal Encuentro muchas veces. Creo que estos son momentos de concientización, de deseos de saber un poco más del conocimiento tradicional”, contó Olga quien posteriormente se hizo con uno de los libros que se vendían en la sala a un valor de 350 pesos. 

Por su parte,  Carlos Ávila, junto a su hija Valentina (13)  asistieron encantados al encuentro y destacaron que Pigna hace una propuesta que consigue atraer al público. “Me gusta saber lo que él expresa en sus historias. Y habla en un lenguaje que permite que todos entiendan de qué está hablando”, dijo la niña, estudiante de la escuela César Palacios, de Maipú. 

 

La presentación

En el libro"Manuel Belgrano - El hombre del Bicentenario" Felipe Pigna ofrece una mirada sobre la familia de Belgrano, sus estudios como abogado en Europa, donde abrevó en las ideas de libertad, igualdad y fraternidad de la Revolución francesa, el regreso a Buenos Aires y la designación al frente del Consulado español; su rol como militar, la puja con políticos de su tiempo a los que consideraba "partidarios de sí mismos" y su muerte en la más absoluta pobreza.

Autor de “Los mitos de la historia argentina", Pigna incluye cartas de Belgrano en las que aparece su compromiso y rectitud, como cuando explica por qué rechaza los 40.000 pesos en oro -tres millones de dólares actuales, según Pigna- que la Asamblea del Año XIII le otorga por las victorias de Salta y Tucumán, y los destina a la construcción de cuatro escuelas.