Dos menores acusados por un homicidio en el La Gloria

El crimen ocurrió la noche del lunes y la víctima fue un joven de 18 años, al que le dieron un balazo. Los apresados tiene 15 y 17 años; el primero es inimputable.

Edición Impresa: miércoles, 05 de febrero de 2014

Cinthia Alvea - calvea@losandes.com.ar

El asesinato de un joven en el barrio La Gloria de Godoy Cruz, ocurrido a última hora del lunes, encendió un alerta en los investigadores. La víctima fue hallada sin vida a pocas cuadras de su casa. Hay dos menores detenidos.

El homicidio ocurrió a las 22.05 del lunes en la manzana "B" del La Gloria. Vecinos de ese lugar escucharon un disparo de arma de fuego y cuando salieron a la calle encontraron sobre la banquina el cuerpo de Oscar Ordóñez (18).

Si bien las personas que lo socorrieron llamaron a una ambulancia y a la Policía, la gravedad del joven hizo que ellos mismos lo llevaran en un auto particular hasta el hospital Paroissien.

Paralelo a esto, la familia Ordóñez, que vive a pocos metros de donde se perpetró el homicidio, se enteró del ataque sufrido por el joven y a los minutos todos los allegados al joven ya conocían el desenlace.

Cuando la víctima ingresó al hospital, los médicos confirmaron su muerte: tenía dos heridas a la altura del omóplato izquierdo provocada por una misma bala.

Rápida detención

Si bien los vecinos de la zona no aportaron detalles acerca del ataque, los pesquisas pudieron dar en apenas unas horas con dos menores de edad que serían los agresores.

Primero, detuvieron en ese mismo barrio a un chico de 15 años, apodado "Pipi". Algunas fuentes indicaron que los amigos de Ordóñez intentaron atacar al Pipi momentos antes de la aprehensión.

El chico fue llevado a la Oficina Fiscal 3, donde se constató que era menor y donde se decidirá su suerte ya que es inimputable. Es decir, si queda bajo resguardo de los organismos de Desarrollo Social o si es restituido a su familia.

La segunda detención se produjo por la mañana de ayer, también en el barrio La Gloria.

Los policías detuvieron a otro menor, en este caso de 17 años, apodado "Clarito".

La situación judicial de los sospechosos del crimen es completamente diferente; si bien ambos son menores de edad, el chico de 15 no asumirá ninguna responsabilidad ante la Justicia, en el caso de que se compruebe su participación en el crimen de Ordóñez.

En cambio, el "Clarito" está más comprometido; si las pericias lo sitúan en el lugar del homicidio podría ser imputado y condenado por esa muerte, aunque con los reparos que la ley especifica en el caso de los menores de edad.

El crimen se investiga bajo la carátula de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en la Oficina Fiscal 3.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados