Gonzalo Díaz: “Hoy soy un jugador profesional”

Pese a ser el primer refuerzo de Godoy Cruz, el zurdo talentoso no es una cara nueva en La Bodega. Debutó a los 17 años en la B Nacional, pero jamás pudo consolidarse y se vio obligado a mostrar su clase en otros clubes. “Hoy estoy más maduro y quiero revancha”, cuenta.

Diego Bautista - Enviado especial a Buenos Aires
lunes, 27 de enero de 2014

“La última perla de la cantera tombina”, titulaba la central de Más Deportes del sábado 18 de agosto de 2007. Apenas una semana antes, con 17 años, Sergio Batista lo había hecho debutar en un equipo recientemente descendido y que buscaba volver a ser de Primera División.

Finalmente, el Tomba logró su cometido: volvió a Primera, pero Gonzalo Orlando Díaz, aquel zurdo encarador que de pibe la rompía en los potreros de los barrios Olivares y La Favorita, jamás pudo consolidarse en la Primera del Expreso. Anduvo de aquí para allá.

Pasaron muchísimos técnicos, pero la música siguió siendo la misma y tuvo que buscar su lugar en el mundo. Hoy, tras un paso exitoso por Defensa y Justicia, donde Almirón lo hizo explotar, está de vuelta por La Bodega. Sabiendo que quizá esta oportunidad sea la vencida.

“Siento mucho la camiseta de Godoy Cruz porque soy hincha. Me crié en el club desde los 13 años y haber vuelto es algo increíble”, cuenta el oriundo del Barrio La Favorita minutos antes de que el Expreso se pruebe frente al Vélez del Turu Flores.

-Gonzalo, ¿cuál es el sentimiento de haber vuelto a Godoy Cruz?

-Siento una alegría enorme porque Godoy Cruz es mi casa, es el lugar donde nací futbolísticamente.

-El miércoles estabas jugando un amistoso contra Vélez con la camiseta de Defensa y Justica. Tres días después, otra vez contra el Fortín pero con la del Tomba. ¿Fue rápido e inesperado para vos?

-Sí, la verdad que me sorprendió cómo se dio todo tan rápido. Si bien es cierto que tenía mi deseo de salir de Defensa, de hecho ya tenía todo arreglado con un club importante de Buenos Aires, cuando me llamó el técnico ni lo dudé.

-Hablaste personalmente con el DT. ¿Cuándo fue y qué te dijo?

-Sí, Jorge (Almirón) me llamó el jueves. Me dijo que, como él me tuvo en Defensa y me conoce bien, me iba a necesitar. Que ni se me ocurriera arreglar en otro lado…

-¿Es verdad que luego del partido del miércoles te buscaron de Vélez?

-Sí, ya tenía casi todo arreglado.

-Eso quiere decir que en el amistoso la rompiste…

-Sí, igual ya me venían siguiendo. Con Defensa era la tercera vez que jugamos un amistoso con Vélez en un año y medio, así que me conocían.

-¿En qué posición estabas jugando en el Halcón de Varela?

-Estaba jugando de wing izquierdo o volante por izquierda.

-¿En qué posición te dijo que te va a colocar?

-Cuando lo tuve en su momento, a Jorge (Almirón) le jugué en varios puestos. Jugué de media punta o volante por izquierda y también de enganche.

-Hasta ahora no fuiste profeta en tu tierra. ¿Sentís que ésta es la vencida?

-A veces uno tiene que buscar nuevos horizontes para madurar de la cabeza  y hacerse hombre. Creo que estoy preparado para esto, hoy soy un jugador profesional.

-¿Estás más maduro?

-Sí, la verdad que para logarlo tuve que andar por varios equipos y había encontrado mi lugar en Defensa y Justicia. Gracias a Dios y al buen trabajo que hice en ese club tuve la posibilidad de que me llamaran de varios equipos y ni lo dudé cuando me llamaron para volver a Godoy Cruz. El Tomba es mi casa y tengo una revancha.

-¿Cuál es tu situación contractual?

-Creo que mi pase se lo reparten entre Defensa y mi representante (NdR: Cristian Bragarnik).

-Vos ocuparías un lugar como refuerzo…

-Sí, así es.

-¿Recordás cuál fue tu último partido en Godoy Cruz?

-En Primera División fue contra Boca en el Malvinas Argentinas en la época del Turco Asad, pero fui al banco y no ingresé. Y en la B Nacional, el último partido del ascenso contra San Martín de Tucumán. 

 -Pese a la situación por la que atraviesa y del interés de Vélez, preferiste volver a dar una mano a casa…

-Trato de no pensar en eso. Si bien es una realidad que se está peleando abajo por no descender, la clave será tomar todos los partidos como finales.

En Defensa me pasó algo similar, estábamos más abajo que Godoy Cruz en cuanto al promedio, habíamos hecho apenas 17 puntos en la primera rueda, vino Almirón y en la segunda rueda sacamos 38 puntos.

Hicimos la mejor campaña en la historia del club y si no hubiese sido por la mala campaña anterior hubiésemos ascendido a Primera.

-¿Cúanto tuvo que ver Almirón en esa levantada?

-Tuvo mucho que ver. Le dio una identidad de juego al equipo y nos cambió la cabeza.

-¿Estás convencido de que se va a ver la mano del DT?

-Seguro. Se va a ver porque es un técnico al que le gusta laburar mucho.

  • Facebook
  • Twitter
  • Twitter
  • Linkedin
  • Digg
  • Delicius