Insólito: un perro mató de un tiro a su dueño

Ocurrió en Santiago del Estero. Un hombre había dejado su escopeta en el asiento de la camioneta, donde dormía su mascota. Cuando entró a la cabina el animal se sobresaltó y al levantarse tocó el gatillo provocando el disparo.

miércoles, 18 de septiembre de 2013
Un trabajador rural de 29 años murió en Santiago del Estero en un insólito accidente, al recibir un disparo en la cabeza de una escopeta que fue accionada por su perra, informó hoy la policía provincial.

La policía dijo que la víctima fue Juan Guzmán y precisó que el hecho ocurrió alrededor de las 7,30 de ayer en el establecimiento rural La Bicha, situado a 72 kilómetros al noreste de la ciudad de Campo Gallo y a más de 300 kilómetros de la capital provincial.

De acuerdo con los testimonios recogidos por el personal de la Comisaría 18 de la zona, la noche anterior al hecho, al finalizar su jornada laboral, Guzmán había dejado estacionada una vieja camioneta en inmediaciones del casco de la estancia.

Ayer por la mañana, cuando se preparaba para dirigirse a unos hornos de carbón de la zona, el joven fue al vehículo, una de cuyas puertas estaba entreabierta y había ingresado su perra a pasar la noche, debido a las bajas temperaturas, dijeron testigos.

Pero Guzmán había dejado su escopeta calibre 16 sobre el asiento de la camioneta, de forma tal que al intentar ingresar a la cabina el animal se sobresaltó y al levantarse tocó el gatillo provocando el disparo.

Otro trabajador rural que estaba con la víctima vio a Guzmán que se desplomaba con un balazo en la cabeza en medio de un charco de sangre, dijeron fuentes de la policía.
El joven murió de manera instantánea, según constató poco después el médico de la policía que acudió al lugar.
En la causa intervino la jueza Penal Rosa Falco, quien dispuso el traslado del cadáver a la morgue judicial de la ciudad de Santiago del Estero, donde se llevará a cabo la autopsia.
MDZ ML EMJ A-5875
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados