Estilo

La cinta de un contestador automático, furor en la web

"Ni una sola palabra de amor", el corto del Niño Rodríguez, ya fue visto por más de 270.000 personas. Conocé la historia.

viernes, 16 de agosto de 2013

La promesa usual al finalizar una cita es un "te llamo mañana", tres simples palabras, falsas, que pueden tener tremendas consecuencias para el engañado. O por lo menos eso muestra el cortometraje "Ni una palabra de amor", convertido en el último grito de la moda viral.

¿La originalidad del corto? Claro, es que está basado en la cinta de u n viejo casete encontrado adentro de un contestador automático. La producción del mismo requirió un trabajo en equipo bien organizado.

Las tareas se repartieron en cantidades iguales. Santiago Barrios halló el casete en un Mercado de Pulgas, Mariano Germán Flores realizó la edición y posterior subida a Internet, Matías Kirschenbaum hizo circular el link de la grabación, Javier “El Niño” Rodríguez, propuso hacer el cortometraje y Andrea Carballo cumplió el rol de María Teresa (o la engañada).

Y la misión fue lograda. El día jueves 1 de agosto, "Ni una sola palabra de amor", el corto de ocho minutos, provocó furor y se convirtió, en poco tiempo, en lo más reproducido de la web. Antes de aterrizar en Internet, el corto recorrió varios festivales y ganó premios en España, Italia, Bélgica, Alemania, México, Brasil y Colombia.

El video narra la historia de una mujer desesperada (María Teresa) que llama ciento de veces al contestador automático de su pareja, Enrique. En cada uno de los mensajes que deja, se va notando actitud renovada de la señora. Amor, ansiedad, soledad, miedo, frustración, locura y desesperación, una ola de sentimientos que sufre María Teresa (interpretada por Carballo) al no obtener respuesta alguna de su pareja.

En entrevista con Clarín.com, la actriz Andrea explicó cómo fue armar el personaje de María Teresa desde la voz: "Primero estudié el texto como un monólogo y después me pasé una semana con los auriculares escuchándola.

Fue un trabajo de detalle y de aprender a respirar como ella al dejar los mensajes en el contestador. La historia tiene una potencia increíble y lo que ella dice es genial. Y sus mensajes, muy largos, denotan los códigos de esa pareja".

Y la pregunta que no podía faltar era si los reales Enrique y María Teresa habían aparecido a lo que Carballo dijo sin aguantar la risa: "No, hasta ahora no tuvimos ningún tipo de noticia. Creo que pasaron muchos años, el contestador era muy viejo… Por un lado me encantaría que aparecieran pero por el otro, me desmayo si aparecen".
 
"Ni un a sola palabra de amor", fue visto por 20.000 personas durante el primer fin de semana y hoy, ya son más de 270.000 los que conocen la historia, vía contestador automático, entre Enrique y María Teresa.

Hasta el cineasta argentino Juan José Campanella, entusiasmado con la propuesta, escribió en su cuenta oficial de Twitter: “Qué placer da poder difundir una joya. Qué buena idea, qué bien dirigido, qué buena actriz”.

¡Y se creo un falso perfil en Twitter con el nombre María Teresa! "El mundo de María Teresa es el del reclamo, ella no tiene filtros en su enojo. Y creo que muchas mujeres se identifican con la posición de ella", refirió Carballo sobre el usuario de la red social.




grafico
Peliculas Cine Genero
grafico