Sin diálogo con Cristina, Scioli decidió preservarse ahora para pelear en 2015

El gobernador bonaerense se resignó a no intervenir en el armado de las listas. En su entorno creen que el kirchnerismo perderá.

Edición Impresa: domingo, 12 de mayo de 2013
Sin diálogo con Cristina, Scioli decidió preservarse ahora para pelear en 2015

Daniel Scioli.

CC

"La mejor victoria es vencer sin combatir" escribió Sun Tzu en El arte de la Guerra. Ese es el objetivo de Daniel Scioli en 2013. Cortado el diálogo con la Presidenta desde hace meses, la posibilidad de quedar marginado del armado electoral K ya no preocupa en el entorno del gobernador. Con la imagen presidencial en franco deterioro en las encuestas que llegan a La Plata, el equipo de Scioli avizora una derrota o en el mejor de los casos una victoria pírrica en octubre para el oficialismo, con una diferencia tan estrecha que echaría por tierra el plan re-reeleccionista.

"Nos basurearon. Nos ningunearon durante meses. Ahora que se la jueguen solos y se estrellen. Al día siguiente de las elecciones, Daniel emergerá como el candidato natural para 2015", sentencia un colaborador cercano a Scioli.

El recorte de la ayuda nacional obligó al gobernador a un ajuste feroz. Se suspendieron obras de infraestructura en toda la provincia y se recortó todo gasto que no sea indispensable. Ahora Scioli cree tener el dinero suficiente para afrontar el pago de salarios y aguinaldos hasta fin de año y con ese poquito le alcanza para respirar confiado.

En La Plata siempre descontaron que la Presidenta elegirá personalmente los candidatos a diputados nacionales, pero hasta hace poco pretendían defender bancas en la Legislatura provincial, donde Scioli está a tiro de juicio político. Ante la posibilidad cierta de que Cristina tampoco les deje meter baza en ese tramo de la boleta, ahora se muestran despreocupados. "Si La Cámpora quiere avanzar contra Daniel, estamos seguros de que los legisladores de De Narváez, los radicales y el FAP van a garantizarnos la estabilidad. Siempre hicieron una oposición sensata en la Provincia", confía un funcionario provincial.

¿Habrá sciolistas en la boleta de De Narváez? Ninguno de los más rutilantes. Pero las boletas distritales del "Colorado" se llenarán de peronistas alejados del kirchnerismo que ya trabajan para el proyecto Scioli 2015. Por lo pronto, el gobernador trata de mantener un equilibrio a través sus funcionarios.

La semana pasada, las agrupaciones que conducen los ministros bonaerenses Cristina Álvarez Rodríguez, Alejandro Arlía y Gustavo Arrieta, y el secretario de Derechos Humanos, Guido Carlotto, montaron un homenaje conjunto a Evita en Almirante Brown.

Son los funcionarios más kirchneristas del gabinete provincial y algunos de ellos podrían ser candidatos en la boleta del Frente para la Victoria. En la otra punta, los senadores, diputados y concejales de La Juan Domingo, los más enfrentados a la Presidenta, saben que ya no tendrán lugar en la lista kirchnerista. Se sienten parte del armado del peronismo anti K nacido en Córdoba y trabajan en acuerdos electorales con Sergio Massa o De Narváez.

En el medio, los funcionarios del núcleo más íntimo del gobernador como Alberto Pérez y Martín Ferré inaugurarán mañana la sede porteña de La DOS en plena calle Florida. Allí presentarán un video animado sobre el gobernador titulado "El involteable". Estos hombres pasan de largo de la pelea de 2013 y su única obsesión es Scioli 2015.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados