Vendimia, la gran fiesta 2013

Edición Impresa: miércoles, 03 de abril de 2013

Por Ángela C. de Fioretti - DNI 4.113.019

Como mendocina que adora su provincia y que le encantan los festejos vendimiales, quiero destacar la fiesta de este año. Concurrí, con una de mis hijas, a la primera repetición, la del domingo. Vimos una gran organización desde el momento de recorrer las calles del parque Gral. San Martín hasta llegar a las entradas del Anfiteatro.

Un gran grupo de jóvenes, con una vestimenta muy bonita (pantalón negro, remera bordó con la leyenda “Vendimia 2013” y un lindo sombrero de paja, otros con remeras amarillas y verdes con la misma leyenda), nos iban guiando uno a uno hasta llegar a nuestro sitio. La amabilidad de todos ellos, excelente. Nos llamó también la atención, apenas entramos, que los discapacitados en sillas de ruedas tenían su lugar especial, donde se podía ver muy bien el espectáculo.

Este año notamos que fue una fiesta para el viñatero, para el pueblo. Su bonita historia desde un niño que cuenta su vida desde chico, acompañado por tres perros gigantes (espectacular la actuación de los actores que les dieron vida). Me hizo recordar a los años de mi infancia, cuando iba a las fincas con viñedos de algunos tíos.

Los bailes fueron encadenados a la historia, muy ágiles y con la música preciosa. Las luminarias en el escenario, en los cerros y la inmaculada imagen de la Virgen de la Carrodilla. El comentario del público que nos rodeaba era excelente, por todo lo vivido esa noche, junto a Los Tekis, Los Nocheros y Cacho Buenaventura.

Felicitaciones con palabras mayores a la directora del espectáculo, Sra. Vilma Rúpulo, al libretista, iluminadores y muy especialmente a los bailarines, que actuaron con una sincronización fantástica.

Después de finalizar todo, cómo no sentirnos orgullosos de esta bendita tierra de Mendoza. Sigan así.
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados