Vecinos de Vistalba piden que coloquen reductores de velocidad

La zona oeste departamental experimenta un importante desarrollo inmobiliario, los frentistas señalan que las calles son tomadas como atajos para ir a la ciudad. También reclaman mayor control policial.

Edición Impresa: martes, 02 de abril de 2013
zoom
Vecinos de Vistalba piden que coloquen reductores de velocidad

Los pobladores comentaron que las calles principales del tranquilo barrio experimentan un intenso tránsito. (Marcelo Ruiz / Los Andes)

Miguel Títiro - mtitiro@losandes.com.ar

En un territorio del distrito Vistalba, donde hace 10 ó 15 años se desarrollaban importantes viñas de uva y chacras, ahora se escalonan barrios que van cambiando la fisonomía de la zona.

Se trata del eje que media entre las calles Chile y Guardia Vieja, donde se suceden conjuntos habitacionales identificados como Viñas de Vistalba (pegado a la calle Chile), H-12 (nuevo, con 2 meses de antigüedad), 27 de Abril, Altos de Vistalba y, finalmente, Parque Jardín Vistalba, del que se habla en esta nota.

Sus vecinos están empeñados en mejorar las condiciones de vida del lugar, conscientes de que integran hogares de clase media, trabajadora, con edades promedio entre los 45 y 50 años, dos o tres hijos, y el firme propósito de progresar fijándose metas.

Seguridad

Los cinco barrios descriptos suman alrededor de 500 familias, pero en el Jardín Vistalba, los hogares suman alrededor de 90.

Pese al feriado del lunes, varios vecinos se reunieron en una de las casas para repasar aspiraciones y objetivos.

"Lo que necesitamos por aquí -señala Leticia Santi- es consolidar la seguridad. Como el nuestro es barrio abierto y por sus calles se puede circular hacia Guardia Vieja, hemos pedido reforzar la seguridad interior". Ocurre que ya hubo sustracciones domiciliarias concretas y se observa, en ocasiones, el desplazamiento de individuos que para la interpretación vecinal están observando viviendas y conductas.

En este tópico, tanto Leticia como sus pares, señalaron que fueron escuchados por autoridades de la jefatura policial departamental, y por eso se nota el paso de bici policías o de unidades de patrullaje. El círculo cerraría más si se pudiese cercar con una alambrada el amplio frente de la chacra del sector norte, que posibilita el libre tránsito de personas trabajadoras que se desplazan por allí, pero que también usan merodeadores o individuos que están dispuestos a llevarse lo ajeno en el momento menos pensado. El docente Manuel Valenzuela aclara que no tienen nada contra los titulares de la propiedad rural, pero que les gustaría poder llegar a algún acuerdo para eliminar esa potencial contingencia.

El descenso del plano de iluminación de las luminarias públicas, tema conversado con el municipio que conduce Carlos López Puelles, es un aporte más para vivir con menos estrés. De todos modos, en la comuna les explicaron que el Estado municipal puede cooperar, pero el desembolso del trabajo debe correr por parte de los propietarios.

En este y otros aspectos, el interlocutor ha sido Juan Carlos Rivas, director de Relaciones con la Comunidad de Luján. "Por ahora nos está escuchando, y tiene crédito abierto", confiaron otros residentes. Lo mismo se afirmó de la Policía de Mendoza.

Manejo responsable

La profesora de Biología Norma Masud tuvo la iniciativa de que las calles del barrio llevasen nombres de reservas naturales de Mendoza, como La Payunia, Divisadero Largo y Bosque Telteca. Esta docente se refirió a la circulación de vehículos por las arterias interiores, que son de tierra con granza.

"Hemos visto que muchos conductores usan nuestras calles, especialmente Bosque Telteca, para ir a Guardia Vieja, vía ciudad de Mendoza u otros puntos. Si pasasen a baja velocidad, no habría inconvenientes, pero algunos irresponsables lo hacen muy rápido sin medir el peligro". Los moradores temen que cuando se pavimenten las cuadras de su conglomerado, lo que no será de inmediato, el riesgo se incremente.

La forma de combatir la falta de sensibilidad de algunos conductores, es colocando reductores de velocidad o vallas que obligan a levantar el pie del acelerador, como hay, por ejemplo, en el cercano loteo Don David. Cualquiera de las dos soluciones está en estudio, explicaron en el municipio.

El papel comunitario de este barrio se completa con la opción, en el corto plazo según comentaron los vecinos, de conformar la nueva unión vecinal, para posibilitar un crecimiento más armónico de esta zona.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados