Caso Araceli: más sospechas sobre el único detenido

Edición Impresa: jueves, 10 de octubre de 2013
zoom
Caso Araceli: más sospechas sobre el único detenido

Araceli Ramos (19) desapareció el lunes. (Web)

El ex prefecto detenido por el caso de Araceli Ramos, de 19 años, quedó más comprometido en la causa por las desapariciones de la joven, ocurrida hace nueve días, y de la dueña de la casa donde había sido citada para una supuesta entrevista laboral.

Al ex prefecto detenido Walter Aníbal Vinader le encontraron rastros de arañazos en el antebrazo y un pequeño hematoma sobre la ceja, al momento de concretarse su detención, el martes, e imputarlo por privación ilegal de la libertad en dos casos -el de Araceli y el de la propietaria de la casa, Aída Amoroso-.

Ayer, a la espera de noticias sobre esos paraderos, la madre de Araceli Ramos estuvo tres horas en la Fiscalía de San Martín para someterse a un "hisopado" con la intención de aportar su ADN para que sea cotejado con los rastros que puedan aparecer en la causa.

Esas muestras no sólo se cotejarán con las huellas levantadas en la casa de la calle Puán al 3700, de Caseros, sino también con los golpes y arañazos leves que presentaba el acusado.

Al momento de ser detenido, el ex prefecto les habría dicho a los uniformados: "Me lo van a tener que probar", dejaron trascender fuentes policiales.

Los investigadores deslizaron que se encontraron huellas dactilares de Vinader en una botella que fue encontrada en la casa de Caseros, donde había sido citada Araceli el 30 de setiembre pasado, cuando desapareció.

Además se detalló que se habían registrado al menos cinco llamados en la última semana de setiembre entre el celular de Araceli y el teléfono del hombre arrestado.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados