Estilo

Prueba

Fiat Dobló: más que un simple utilitario

Moderno y amplio, deja chico a sus rivales de una generación anterior: Kangoo o Berlingo. El Dobló es eficaz, aunque su motor no es lo potente que se podría esperar.

Fiat Dobló: más que un simple utilitario
Una prueba al nuevo modelo del Fiat Dobló.

Notas Relacionadas

jueves, 31 de enero de 2013

Al comienzo de 2012, el primer utilitario familiar (también con una versión furgón o de carga) que Fiat sumó a nuestro mercado fue el Qubo. Decíamos en aquel momento que la marca italiana había decidido traer un vehículo de calidad, bien equipado, pero algo más chico que los de esta clase en nuestro país (Citroën Berlingo, Peugeot Partner y Renault Kangoo); bueno, ahora se fue al otro extremo y presenta el Dobló, que no sólo supera a sus rivales por diseño y calidad, sino que también es bastante más grande.

Para tener una idea, el Renault Kangoo, un referente en la categoría porque fue el primero en llegar, es 38 centímetros más corto y tiene 15,5 centímetros menos de distancia entre ejes, por lo que la habitabilidad es claramente menor. Sucede que en Europa, desde donde se importa el Dobló (igual que el Qubo), todos estos rivales que mencionamos ya son del tamaño y la jerarquía del Dobló, pero acá se fabrica y comercializa la generación anterior de esos modelos.

Una desventaja del Dobló respecto de sus rivales es justamente que llega importado de un país extra zona y paga el 35 % de arancel, lo que, como veremos, no repercute tanto en su precio final sino en su performance. ¿Cómo? Y sí, porque sin dudas el Dobló vale esa diferencia de 6 mil pesos respecto de su competidor más caro (el Peugeot Partner) si pensamos en diseño y calidad, pero para que el precio sea así de competitivo Fiat Argentina debe traerlo con la motorización más económica que se fabrica, un naftero 1.4 al que le cuesta mucho "tirar" los 1.340 kilos del Dobló.

Esto se nota especialmente a bajas revoluciones del motor, porque el torque o momento de mayor fuerza de empuje lo tiene a partir de las 4.500 rpm; por debajo de ese régimen al auto le falta reacción. Es una lástima, porque es lo único realmente criticable de un vehículo espectacular, que a la practicidad y funcionalidad típicas de estos utilitarios familiares le suma un diseño atractivo y elementos de confort y seguridad inusuales en esta clase. Habrá que acostumbrarse entonces a manejarlo con el motor a un régimen alto, para ganar agilidad.

Dobló es lindo, confortable, con un buen andar y muy funcional, ya que puede usarse con tres filas de asientos -7 plazas- o aumentar su capacidad de carga casi hasta convertirlo en un furgón. CC
grafico
Peliculas Cine Genero
grafico