No hubo hazaña y Argentina se quedó sin final

Berlocq, reemplazante de Del Potro en el cuarto punto, puso coraje y garra pero cayó en sets corridos contra Berdych, número 6 del mundo. Argentina perdió la semi 3-2 en un final triste e inesperado.

lunes, 17 de septiembre de 2012
Una nueva ilusión truncada. Carlos Berlocq no pudo darle forma al milagro frente a Tomas Berdych y Argentina se quedó con las ganas de acceder a la quinta final en su historia en Copa Davis. El checo se impuso sin problemas en tres sets corridos (6-3, 6-3 y 6-4 ) y metió a su país en la definición.

Desde el principio se sabía que la serie ante los checos no sería para nada fácil, aún con Juan Martín Del Potro jugando los singles del viernes y el domingo. Sin el tandilense, que se bajó por lesión, la historia prácticamente quedó definida tras la derrota del dobles el sábado y la confirmación ese mismo de Martín Jaite que el 8 del mundo no estaría enfrentando a Berdych.

Con más ganas y garra que buen tenis, Carlos Berlocq hizo lo que estuvo a su alcance para tratar de doblegar a Berdych. Pero la diferencia de categoría entre el checo y el argentino rápidamente quedaron evidenciadas en el polvo de ladrillo del Mary Terán de Weiss.

La primera situación incómoda para el hombre nacido en Chascomús llegó en el octavo juego cuando sacaba 3-4 y terminó cediendo su saque ante Berdych, quien aprovechó al ciento por ciento su primera ocasión de quiebre. Luego, mantuvo su servicio y después volvió a imponerse para cerrar el primer parcial.

El segundo set se mantuvo en la misma sintonía. Con un arranque parejo, pero después con el número 6 del mundo tomando las mejores decisiones, aunque tuvo 60 errores no forzados que supo equilibrar con 46 tiros ganadores.

Con dos sets en contra, Berlocq lejos de bajonearse y entregar el partido sin demasiada resistencia, mejoró y estuvo muy cerca de poder ponerla la chapa a su marcador.

Berdych sacaba 5-3 para partido y el argentino logró quebrar (sólo lo hizo una vez en trece oportunidades que tuvo) para seguir con chances. Pero a la hora de confirmar el quiebre no pudo y sucedió lo que se preveía: llegó la victoria checa.

Golpe duro a otra nueva ilusión del equipo argentino de Copa Davis que había arrancado en febrero venciendo 4 a 1 a Alemania en Bamberg y luego siguió con el triunfo ante Croacia en Parque Roca por idéntico resultado.

Pero, que no pudo continuar a paso triunfal ese fin de semana y al igual como sucedió en Ostrava en 2009, República Checa volvió a ser la piedra en el zapato.

Javier Chacón - Enviado especial a Buenos Aires
  • Facebook
  • Twitter
  • Twitter
  • Linkedin
  • Digg
  • Delicius