Con su novedosa vestimenta, Barça ganó y Messi hizo un gol

El Barcelona estrenó una indumentaria naranja y amarilla, alternativa a su camiseta tradicional. El debut de la ropa se acompañó con un éxito, ya que los catalanes vencieron al PSG (2-2 y penales) por la Copa Ciudad de París.

sábado, 04 de agosto de 2012
El Barcelona estrenó una vestimenta naranja y amarilla, alternativa a su camiseta tradicional. El debut de la ropa se acompañó con un éxito, ya que los catalanes vencieron al PSG (2-2 y penales) por la Copa Ciudad de París. El partido se jugó en el estadio de el Parque de los Príncipes.

El París Saint Germain se presentaba ante su afición con los fichajes para esta temporada, incluido el sueco Zlatan Ibrahimovic, exjugador del Barcelona, que marcó su primer gol con su nuevo equipo, de penal en el minuto 60.

El francés Eric Abidal, todavía convaleciente de un transplante de hígado y que acompañó a la expedición del Barcelona, hizo el saque de honor después de que ambos equipos fueran presentados por todo lo alto en un estadio lleno.

Un Barcelona diferente al habitual, con jóvenes de la cantera en su alineación como Rafinha y Sergi Roberto, pero con el argentino Leo Messi, demostró que poco ha cambiado después de la marcha de Pep Guardiola y el ascenso de Tito Vilanova a primer entrenador.

En el minuto 7, en una jugada combinativa en la que el brasileño Alex falló un despeje, el hispano-brasileño Rafinha se quedó ante el arquero y marcó de fuerte disparo.

El Parque de los Príncipes contenía la respiración cada vez que Messi, el tres veces Balón de Oro y uno de los favoritos para la edición de este año, encaraba hacia el arco para sortear rivales o disparar.

Ya en el segundo tiempo, con el brazalete de capitán que le dejó Carles Puyol cuando se retiró, Messi marcó de penal (min. 53) el segundo gol blaugrana.

Enfrente tenía a sus compatriotas y compañeros de selección Javier Pastore y Ezequiel Lavezzi, que también jugaba su primer partido en París y que fue ovacionado por la entrega con la que disputó todos los balones.

Pero era el día de Ibrahimovic, que sin haber alcanzado su pico de forma marcó un tanto de penal (60) y jugó unos metros más atrasado que un delantero centro, recibiendo e intentado combinar con sus compañeros.

Cada acción del sueco era aclamada por el público al grito de "¡Ibra, Ibra!", incluso cuando golpeó una valla publicitaria en uno de sus habituales ataques de ira.

Sin la chispa que debe tener cuando llegue la competición, Ibrahimovic cayó en varios de fuera de juego y a veces dio la impresión de estar un poco estático ante su exequipo.

También era un día para ver a Pastore, único futbolista del PSG que jugó los 90 minutos y que esta temporada jugará más atrasado, en el centro del campo.

Deseoso de mostrar el talento que lleva dentro después de una primera temporada un tanto irregular, el talentoso argentino mostró condiciones para asumir el mando del centro del campo.

En el minuto 81 Zoumana Camara empató el partido y lo mandó a la tanda de penales para decidir el ganador del Trofeo Ciudad de París, que finalmente se llevó el Barcelona después de que José Manuel Pinto, habitual suplente de Víctor Valdés, parara dos lanzamientos.


GOL DEL KUN PARA EL CITY

En otro partido amistoso, el Manchester City derrotó al Wolfsburgo (2-0) en un partido amistoso de preparación de la próxima temporada con goles del argentino Sergio Agüero (minuto 40) y del marfileño Yaya Touré (56).
  • Facebook
  • Twitter
  • Twitter
  • Linkedin
  • Digg
  • Delicius