Cristina lo calmó y Galuccio sigue en YPF

El presidente de la compañía quiso renunciar porque se enteró por el Boletín Oficial del decreto que regula el mercado petrolero.

Edición Impresa: sábado, 04 de agosto de 2012
Cristina lo calmó y Galuccio sigue en YPF

Galuccio debe lidiar con Kicillof y De Vido.

Notas relacionadas

Marcelo Bonelli - Especial para Los Andes

Cristina Fernández de Kirchner logró aplacar la rebeldía de Miguel Galuccio, después de una tensa semana en la cual el titular de YPF amenazó con presentar la renuncia a la petrolera estatal.

Galuccio llego a convocar a su despacho al escribano de YPF, Carlos Del Río, para concretar la dimisión. Ocurrió hace una semana y la medida quedó suspendida porque la Presidenta le envió un mensaje para tranquilizarlo a través de la consultora Doris Capurro
Ahora Galuccio comunicó ayer a sus colaboradores de extrema confianza que había decidido continuar al frente de YPF, a pesar de la fuerte desautorización que tuvo su gestión con la difusión del decreto que regula e interviene todo el sector petrolero y que también molestó a los gobernadores de provincias petroleras.

La Presidenta logró tranquilizar a Galuccio y para eso le garantizó los fondos para llevar adelante su plan de inversiones del orden de los 7.000 millones de dólares anuales.

Fue a través de varias comunicaciones telefónicas en las últimas horas y una breve reunión personal. En los próximos días, se repetiría otro encuentro más extenso, para hablar de la situación del empresario.

Cristina Kirchner también acordó que hará una aparición conjunta y pública con Galuccio para respaldarlo políticamente después del episodio del decreto que regula a toda la actividad petrolera.

El jueves de la semana próxima la Presidenta confirmó la presencia en un acto en la refinería que YPF tiene en La Plata. Se inaugura -con un año de atraso- una importante modernización de esa planta.

Galuccio también aceleró su actividad para dar una señal de continuidad dentro de la compañía, donde se lo daba por renunciado. En la casa matriz de YPF hay mucho malestar por el retraso salarial y se insiste que Kicillof no lo deja hacer a Galuccio.

Ayer estuvo en Santa Cruz y tiene una serie de actividades programadas hasta el jueves. Una vocera de la compañía dijo para minimizar la pelea: “Trabaja muchísimo. Vive sin dormir, está a full”.

En la compañía petrolera estatal se acusa por la difusión de la renuncia de Galuccio a la fuerte interna que existe en el Gobierno por la perdida del autoabastecimiento petrolero.
En esa interna no se dan respiro Guillermo Moreno, Julio De Vido, Axel Kicillof y el propio -y más débil- jefe de YPF.

Moreno y De Vido habrían decidido dar un paso atrás y dejar que Kicillof concentre toda la decisión y responsabilidad política sobre el tema. Ambos apuestan a un fracaso del joven economista.

Galuccio se sintió desautorizado y maltratado al enterarse de la resolución que regula el mercado petrolero sólo cuando se publicó en el Boletín Oficial. No fue consultado y tampoco informado sobre los fuertes cambios.

También el ejecutivo calificó entre sus íntimos como desleal la actitud de Kicillof, quien ahora controla todo el mercado petrolero.

Igual, después de los mensajes de la Presidenta, ambos funcionarios mantuvieron reuniones con eventuales inversores de YPF.

Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados