Impulsan el consumo de sidra

Las empresas del sector buscan aumentar el consumo de sidra. Fuerte campaña publicitaria.

sábado, 25 de agosto de 2012
Impulsan el consumo de sidra

Sidra. Argentina se ubica en el quinto puesto mundial de consumo.

Notas relacionadas

Mariano Zalazar - mzalazar@areadelvino.com

Hasta hoy la sidra y el vino recorrieron caminos diferentes en Argentina, pero tanto de un lado como del otro, se están tratando de crear vínculos. Mientras que las empresas sidreras quieren incentivar el consumo en todas las épocas del año, con estrategias similares a de los vinos espumantes, el Instituto Nacional de Vitivinicultura busca hacerse cargo de la fiscalización de la sidra.

Según estadísticas de International Wine & Spirit Research (IWSR), la producción nacional de sidra es de 67 millones de litros. En 2010 se consumieron 61 millones de litros de esta bebida en Argentina, lo que da un consumo per cápita de 1,52 litros. Esto, alcanza para posicionar al país como el quinto consumidor de sidra del mundo, pero no satisface las expectativas de los productores.

Si se mira hacia atrás, se observa que el consumo se mantuvo estable en los últimos diez años. En el 2000, los argentinos bebieron 59,9 millones de litros, cifra que apenas varió en los años siguientes. Cabe destacar, que casi la totalidad de lo que compran los argentinos es producido dentro de su propia frontera. Las importaciones son prácticamente nulas, llegando en años excepcionales a 200 mil litros.

El primero de estos fenómenos queda en evidencia con las campañas publicitarias que los productores de sidra están divulgando en los medios masivos. Según fuentes del sector, el 80% del consumo anual de este producto se concentra entre los meses de octubre a diciembre. Para romper con esta tendencia, empresas como sidra Real y Rama Caída están trabajando en “desestacionalizar” a la bebida.

Prueba visible de este esfuerzo de marketing de la industria, es la campaña publicitaria que Sidra Real difunde por televisión, en la que se observa a consumidores jóvenes celebrando con sidra en diferentes épocas del año. La campaña apunta a captar el público de la diversión nocturna, dominado hoy el espumante y los frizantes, mediante envases individuales de 330 y 660 cm3 con tapas “twist off”, atractivos y modernos.

“La publicidad de sidra Real que está en el aire busca impulsar nuevas ocasiones de consumo para disfrutar la sidra en diferentes momentos del día, para compartir con amigos, en una fiesta, un bar, un encuentro familiar y demás. Los nuevos formatos son únicos en el mercado sidrero y marcan una clara señal de que la categoría está evolucionando de la mano de Real”, declaró Javier Trucco, Gerente General de la Unidad de Negocios Sidras de CCU Argentina.

Otro cambio que impulsó la empresa del Alto Valle de Río Negro en la categoría sidrera, fue el consumo en vaso y con hielo. “Dejando de lado la copa tradicional (que no favorece a la conservación de la temperatura ideal ni de sus burbujas), recomendamos beber sidra en un vaso alto con una capacidad de unos 500 ml (estilo pinta) y de boca ancha que también le aporta una forma informal y agrega el placer de beber una sidra 100% refrescante”, indicaron a Fincas.

Finalmente, otra tendencia que intenta posicionar Real, es la posibilidad de degustar la “sidra tirada”, es decir la sidra directamente del barril al vaso. Sin embargo, esta forma de consumo solo se ve por el momento en Buenos Aires.

Por su parte, Lorena Martínez, gerente comercial de Rama Caída, confirmó que “actualmente las grandes empresas apuestan a reinventar la categoría y a tratar de desestacionalizar el producto proponiendo nuevas ocasiones de consumo”.

En vistas a futuro, Martínez se mostró optimista respecto al cambio cultural que se está produciendo.  “Estamos  frente a un nuevo escenario donde se apuesta a reposicionar la categoría con la convicción de incrementar el consumo. Nuestra compañía tiene cómo desafío un cambio de imagen, nuevas presentaciones y tipo de tapado para adaptarnos a los cambios que se están produciendo en la industria”, aseguró.

INV y la fiscalización

Mediante la modificación de la ley general de vinos, el Instituto Nacional de Vitivinicultura busca hacerse cargo de la fiscalización de la sidra. Si bien se trata de un producto elaborado a base de manzanas, el presidente del organismo, Guillermo García, explicó que considera importante aprovechar la estructura del INV para llevar el control del producto.

Las opiniones al respecto son variadas entre los actores del sector. “Nos parece bien, porque es un organismo idóneo y conocemos su buen desempeño, ya que estamos también en la industria vitivinícola”, comentó Lorena Martínez, de Rama Caída.

En tanto el gerente general de otra empresa que opera en Mendoza, mencionó que la intervención de un organismo con investigadores serios le haría muy bien a la industria. “Es una oportunidad inmejorable para nivelar hacia arriba”, opinó.

Sin embargo, el profesional agregó que se necesitará tiempo para adaptarse al cambio, de un lado y de otro. “No creo que el INV tenga hoy todos los conocimientos que se necesitan”, indicó.
Otra voz se mostró disconforme. “Reconozco que la calidad de la sidra en general ha caído y también ha bajado el consumo, pero nada tiene que ver con la fiscalización que tenemos hoy”, dijo un representante del área de marketing de una fábrica de Río Negro.

Más notas de esta sección
  • Resurge el negocio del huevo

    Resurge el negocio del huevo

    Luego de 16 meses de precios deprimidos y con costos en aumento, las granjas mendocinas productoras de huevos iniciaron un proceso de lenta recuperación.

  • Entrevista a Rafael del Rey

    El ejecutivo de la Federación Española del Vino habla sobre cómo evoluciona el sector vitivinícola en Europa.

Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados