Más de 3 mil visitantes ya pasaron por el Memorial sanmartiniano

El sábado y el domingo la actividad fue más que intensa en el paseo que alberga la Bandera de los Andes y dos estandartes reales. La gente lo vive con emoción y esperan que hoy lo vean 1.500 personas más.

Edición Impresa: lunes, 20 de agosto de 2012
imagenes
zoom
Más de 3 mil visitantes ya pasaron por el Memorial sanmartiniano

La Bandera del Ejército de los Andes en la sala principal. (Fotos: Marcelo Ruiz)

Notas relacionadas

Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

Mendoza como cuna de la Gesta libertadora sanmartiniana ya tiene su merecidísimo espacio conmemorativo con el Memorial de la Bandera del Ejército de los Andes, y en el primer fin de semana convocó a más de 3.000 visitantes. Además esperan que, teniendo en cuenta que hoy es feriado, otras 1.500 personas más recorran el imponente paseo subterráneo y la renovada fachada de un gran sector del Parque y el centro Cívico.

"Tengo mucho entusiasmo y estoy muy emocionado de poder ver esto y leer los pensamientos de San Martín en los muros. Era de nuestra tierra y dejó una gran escuela en Corrientes de jóvenes que luchan por la patria. Incluso en Malvinas muchos correntinos viajaron para dar todo por su país. Eso sí, da un poquito de vergüenza que en Mendoza se lo venere y reconozca más que en Corrientes", destacó con una inocultable mueca de alegría Hugo Astorga (62), correntino que hace 11 años vive en Mendoza y fue uno de los dos mil paseantes que estuvo por el memorial ayer por la tarde.

Si bien los lunes el paseo permanecerá cerrado, hoy -sólo por ser feriado- permanecerá abierto de 11 a 18, según destacó su director, Fabián Agostini.

Memorial y paseo

Las obras no sólo incluyen la parte subterránea, sino toda una revalorización de ese sector del centro cívico.

En el playón principal del paseo recientemente inaugurado se encuentra la llama votiva del General San Martín y del soldado de la guerra de la Independencia. Unos bloques gigantes con las referencias sobre el paseo bordean ese fuego que jamás se apaga, mientras que para acceder a las banderas hay que bajar por la rampa a las salas subterráneas.

Divididas en dos partes están, por un lado, los dos estandartes que el ejército comandado por San Martín tomó de las tropas realistas vencidas en la batalla de Chacabuco. Y en otro salón la máxima atracción: la bandera del Ejército de los Andes, aquella que encabezó la hazaña y el sueño de libertad de tres países y que casi tocó el cielo en su ruta por los Andes infinitos.

"Soldados: esta es la primera bandera independiente que se ha levantado en América. Juro por mi honor y por la patria defender y sostener con mi espada y con mi sangre la Bandera que desde hoy cubre las armas del Ejército de los Andes", puede leerse en uno de los muros de la sala donde está la bandera sanmartiniana como un extracto del juramento que el Libertador hizo sobre la insignia.

En la misma sala se encuentran dos réplicas de morrones de granaderos de aquella época además de un retrato del Padre de América, realizado por el pintor Rafael Cubillos.

Un granadero es el encargado de relatarle a los visitantes, cuando el grupo ya se torna numeroso, la historia de esa bandera, su ruta y su confección.

En la sala de los estandartes españoles, en tanto, la explicación durante la tarde de ayer corrió por cuenta del propio Agostini.

"En 1821, luego de tomar como trofeo de guerra los estandartes en Chacabuco, San Martín pide que se los mande a Mendoza como muestra de gratitud por todo lo que el pueblo mendocino hizo por él. Estuvieron en el convento de San Francisco hasta 1861, pero ese año -luego del terremoto- se los llevan y los encuentran en casa de un particular, en Chile. Tras recuperarlos, los llevaron en Buenos Aires y allí permanecieron hasta hace diez días, cuando se trajeron de vuelta a Mendoza para cumplir la voluntad de San Martín", destacó el director del Memorial.

Tanto los dos estandartes como la Bandera del Ejército de los Andes están resguardadas en vitrinas especiales, dispuestas de forma horizontal (por recomendación) y con sensores de temperatura, humedad y luminosidad adecuada, ya que al ser telas de más de 200 años, la luz puede deteriorarlas. Es por eso que, además, sólo se permiten que se tomen fotos sin flash.

"Es un orgullo poder tener los estandartes acompañando la Bandera del Ejército de los Andes. Y la bandera en sí, porque se nutrió de miles de mendocinos y era la insignia de un ejército libertador, no de uno de conquista", sentenció.

"Le va a hacer muy bien al turismo además de a la historia. Porque estando en Casa de Gobierno, la Bandera de los Andes estaba como escondida, no se lucía", agregó a su tiempo Gabriela Guerrero, una joven godoicruceña que también se acercó el memorial ayer. Además de las salas con los estandartes y la bandera hay una tercera que es multimedia y donde se puede ver un video explicativo sobre el memorial y el paseo. Se resembró el césped, se construyó una pasarela y se refuncionalizó la fuente que allí se encontraba, todo para tener además una panorámica perfecta de la fachada de la Casa de Gobierno.

Inauguración

Con la presencia del gobernador Francisco Pérez, el pasado viernes -día en que se conmemoró el 162° aniversario de la muerte de José de San Martín- quedó inaugurada una de las obras que más se hizo desear en los últimos años.

Ni la lluvia ni el frío evitaron que, además de los funcionarios (entre los que se encontraba el ministro de Defensa de la Nación, Arturo Puricelli y el secretario de Cultura, Jorge Coscia), varios mendocinos se acercaran al espacio verde y, protegidos con sus paraguas, conocieran el paseo. Del acto oficial participaron unas 2.000 personas.

Pero más allá de la inauguración, el primer día de intensa actividad en el espacio ubicado frente a la explanada de la Casa de Gobierno fue el sábado.

"La respuesta ha sido fantástica. He visto gente llorando y muy emocionada. Incluso muchas críticas fuertes que se hicieron se transformaron en halagos. Yo entiendo porque, al ser una obra subterránea, lo único que se veía por fuera era una tela cerrando todo. Pero la reacción ha sido increíble", destacó el director del paseo, quien indicó que el viernes prácticamente no estuvo abierto el público, ya que -a raíz de la lluvia- ni bien culminó el acto inaugural prefirieron reservarlo para el sábado y el resto del fin de semana largo.

"Es realmente muy emocionante porque sentimos que se está revalorizando la cultura histórica de Mendoza. Necesitábamos un lugar en el que se mostrara la historia. Además es lindo encontrar las frases en las paredes. Valió muchísimo la pena esperar porque esto estuviese listo. Mendoza es la cuna de la campaña libertadora y no teníamos nada significativo para homenajearlo", destacó Edgardo quien junto a su familia aprovecharon la primaveral tarde de ayer para conocer los tres salones.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados