Turismo histórico: cerca y lejos

Por las tierras mendocinas se desandan las rutas sanmartinianas. La figura del Padre de la Patria también reluce del otro lado del Atlántico.

lunes, 20 de agosto de 2012
imagenes
zoom
Turismo histórico: cerca y lejos

Celina De la Iglesia - turismo@losandes.com.ar

Es de sorprender, y de enorgullecer, encontrarse el nombre de San Martín en el material de promoción turística de Boulogne Sur Mer. Y sí, está claro que es parte del cuentito que nos estudiamos cuando íbamos a la primaria y recordábamos que el general había perecido en el exilio, en una casona de esa localidad francesa. Pero una cosa son los manuales de historia de la primaria y otra los portales oficiales de turismo.

Así, codeándose en una lista con otros palacios, algunos imperiales, basílicas y paseos aparece la vivienda del 113 de la Grand Rue donde funciona un pequeño museo. Los franceses les recuerdan a todos los visitantes que fue el libertador de Argentina, Chile y Perú del dominio español. También que allí pasó los dos últimos años de su vida. (Abierto de martes a sábado, excepto en enero. La entrada es sin cargo y la visita toma poco más de media hora). Vale decir que no es el único recuerdo de nuestro prócer por allí. En pleno Boulevard Sainte-Beuve se yergue una estatua de don José montando su caballo y de cara al mar. . .

Las Heras, por el general

Si usted, estimado lector, no tiene planeado un viaje a Francia y quiera aprovechar lo que queda de este fin de semana largo para un encuentro con la gesta independentista, puede hacerlo en el contexto provincial. El departamento del norte tiene lo suyo en la materia y aunque no tantos mendocinos lo saben, algunos de sus hitos son muy visitados por turistas y delegaciones de estudiantes.

Tal es el caso del Campo Histórico El Plumerillo. Por estos días, este particular museo a cielo abierto ha estado muy concurrido, y este fin de semana puede figurar en la lista de lugares a visitar, aprovechando el tiempo libre.

A los adultos, los datos históricos se nos suelen perder a la vuelta de los años, por eso siempre es bueno recordarlos. Ese lugar, fue donde a fines de 1815 el estratega histórico reunió los regimientos de los cuarteles de La Cañada, San Agustín y Santo Domingo para formar el Ejército de los Andes; con él que emprendió en 1817 la gloriosa Campaña Libertadora de Chile y Perú. Desde allí partieron las distintas columnas militares hacia Chile. Concluida la empresa, los cuarteles fueron desmontados, los materiales obsequiados a los pobres y los terrenos devueltos a los dueños que los habían prestado.

Sobrevino el olvido durante más de 80 años y recién en 1935 fue revalorizado con un monumento que es pórtico de acceso.

Actualmente, los técnicos en turismo Félix Márquez y Claudia Agüero están a cargo del lugar y son atentos anfitriones. Si bien los auténticos cañones que flanqueaban la entrada fueron fundidos, cuando llegan visitantes arman las barracas y los guías se preparan para que se lleven una vívida postal histórica. Inclusive, si los visitantes lo desean, encaran el recorrido de manera teatralizada.

Es decir que les ofrecen a los turistas o mendocinos que llegan trajes de época para ser los protagonistas de una puesta en escena interactuada en un entorno cargado de aura histórica. El Libertador, otros generales, los soldados y las damas patricias comienzan a recorrer el predio mientras se encuentran con réplicas de los enseres que se usaban en aquella época. Una chocolateada y una tirada de cañón son el corolario de cierre de un paseo distinto, de verdad.

"Los guías adaptan el relato a la edad de los grupos", cuenta Félix, ya que suelen ir muchas escuelas a encontrarse con un retazo de historia bien menduco. Es que allí se puede ver una zona ambientada que rescata, a través de sus construcciones, mobiliario y vestuario, el espíritu de un tiempo en que soldados, oficiales y milicianos preparaban el Ejército Libertador. Réplicas y originales de los muebles, uniformes, armas, documentos, cartas y hasta periódicos de aquellos días, conforman el acervo.
Más notas de esta sección
  • Veranito en agosto

    Veranito en agosto

    Temperaturas que llegan a los 30º afuera y adentro del agua, empanadas y chivitos tan santiagueños como la chacarera y un all inclusive para vivir una experiencia muy argentina, de corte internacional.

  • Patagonia de un lado y del otro

    Patagonia de un lado y del otro

Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados